Manatí

Nos queda de ti: un retrato del coraje y el desamparo de las familias de mujeres desaparecidas y asesinadas

LUIS CONDE | @Luis_cond

Los espacios vacíos en las mesas, habitaciones que poco a poco se convierten en bodegas y nombres a los que se les desdibujan los rostros en la memoria son las ausencias que protagoniza “Nos queda de ti”, una exposición de la fotoperiodista Daniela Portillo, quien a través de una serie de retratos busca evitar que el ruido del día a día silencie las voces de las otras víctimas del feminicidio y las desapariciones. La voz de quienes se quedan y que hicieron de la espera su nuevo modo de vida.

Este proyecto nació como un acto de solidaridad por parte de la autora para hacer algo más que la cobertura diaria que exigía su trabajo como periodista gráfica en medios locales.

Por ello buscó entre los archivos de una exposición colectiva que nunca vio la luz y se encontró con imágenes y retratos sobre mujeres víctimas de la violencia que atraviesa la vida en el estado de Puebla.

Victoria Rosales a la mesa junto al retrato de su hija Nadia Morales Rosales, desaparecida desde el 27 de octubre de 2017. Fotografía: Daniela Portillo, serie Nos queda de ti.

Entre esa serie de instantáneas encontró la motivación para trabajar un nuevo proyecto más ambicioso, uno en el que pudiera exponer y dar un espacio a madres, hermanas y amigas de mujeres que no regresaron a casa.

Para ello, Daniela Portillo caminó por las calles rastreando carteles de búsqueda en postes de luz y destinó horas frente a su computadora para dar seguimiento mediático sobre casos de feminicidios y desapariciones de mujeres.

Poco a poco comenzaron a llegar a sus oídos las historias de Abigail, Karina, Rosa, Marlene, Paulina, Nadia… mujeres cuyos casos se han apilado dentro de las oficinas de las autoridades sin que las familias tengan certeza sobre el destino de las víctimas.

No basta con una foto

“Antes de ser fotógrafa y dedicarme al periodismo, soy persona. Es bastante complicado ver el dolor ajeno sin que te parta el alma, no poder darle soluciones, porque uno quisiera hacer más que una foto. Eso fue lo complicado, muchos compañeros deciden apartar los sentimientos con ‘ser profesionales’, y lo entiendo, estamos para retratar hechos, para informar y no debemos involucrarnos más allá, pero es bastante complicado”, dijo la autora en entrevista previa a la inauguración de esta exposición.

Esta sensación de poder hacer algo más por las familias que a diario esperan horas ante autoridades que no son capaces de brindar datos precisos sobre el paradero de hijas, hermanas y madres orilló a la fotógrafa poblana a trabajar en esta serie de imágenes que se exponen en la Casa de la Cultura Pedro Ángel Palou en la ciudad de Puebla desde este 7 de febrero y hasta el 2 de marzo.

Verónica y Lupita Hernández portan el retrato de Fátima, desaparecida desde el 22 de junio de 2019 en una comunidad de Huejotzingo. Fotografía: Daniela Portillo, serie Nos queda de ti.

Son imágenes buscadas desde septiembre de 2019 y, según palabras de la autora, se trata de una iniciativa independiente que ha contado el apoyo de aliados en temas como redacción, asesorías sobre imagen y montaje de la exposición, pero enfocada siempre en visibilizar a las víctimas de esta problemática y seguir abriendo espacios para poner a la sociedad al tanto de esta situación.

El proceso de retratar la voz

Platicar la intención de la foto y llegar a un consenso con familiares sobre la imagen final fue la receta que resultó en este trabajo donde se exponen once fotografías que narran una problemática creciente. Tan sólo durante el 2019 se registró la desaparición de 173 mujeres en territorio poblano y organizaciones de la sociedad civil reportaron 85 probables feminicidios.

Amada Barranco en la recámara que compartía con su hija Araceli Vázquez, de 23 años, asesinada por su ex pareja hace seis años. Fotografía: Daniela Portillo, serie Nos queda de ti.

“Más allá de dar la noticia, quería conocer cómo (las familias) enfrentan el proceso, el duelo. La intención de esta exposición es contar cómo lo viven ellos, más allá de la noticia, cómo viven su duelo, cómo viven el proceso y también cómo toman fuerza a raíz de eso hechos. Todo (el proceso) fue preguntándoles de su día a día, que los recordaran, que recordaran en dónde convivían, qué es lo que más les gustaba, cuáles eran sus flores favoritas…en qué momentos eran cuando las extrañaban más”.

La fotógrafa Daniela Portillo, autora de Nos queda de ti.

Es así que las fotos de Daniela Portillo están pensadas para contar esa historia que se repite de forma constante entre las familias dentro y fuera del territorio poblano. De las once imágenes que se exponen, cuatro retratan de cerca el feminicidio y cinco la incertidumbre que llega cuando se registra una desaparición.

La narrativa del montaje también fue planificada de forma que cuente una historia: una imagen inaugural muestra una silueta semejante a la de Puebla dentro de un mapa, donde camina una mujer, y da un viraje al final con una fotografía de un poste de luz donde está suspendido un boletín de búsqueda de una mujer.

Según la fotógrafa, se trata de una línea discursiva que dé cuenta de que al transitar por las calles de Puebla para ir al trabajo, la escuela o cualquier actividad, la vida de las mujeres puede dar un giro drástico para terminar con una imagen de su rostro rodeado de mensajes de búsqueda.    

La autora buscará que esta exposición llegue cada vez a más personas con el objetivo de sensibilizar y despertar la solidaridad entre la comunidad, es por ello que planea llevar esta serie de fotos a escuelas –secundarias y preparatorias, principalmente– pues considera que se trata de los espacios más vulnerables ante la violencia.

“Quizás haya un poco de documental en estas fotos, más que decir que es una serie de fotos periodísticas o documentales, más bien creo que es una serie de fotos de investigación […] Que esta experiencia nos sirva para prevenir que pase en nuestras familias, cuidar a nuestras mujeres, educar a los hombres, que muchas veces tienen mucha responsabilidad en este mal que nos afecta”, finalizó. 

La fotógrafa Daniela Portillo junto a familiares de víctimas de desaparición y feminicidio, durante la inauguración de la exposición Nos queda de ti.

Comenta al respecto