Manatí

Marega, el futbolista que abandonó la cancha para protestar contra el racismo

STAFF MANATÍ | @Manatimx

Moussa Marega, jugador de futbol del Club Oporto abandonó la cancha como protesta tras sufrir actos de discriminación.

Los hechos ocurrieron en el minuto 71 durante el partido contra Vitoria de Guimaraes. El atacante pidió su cambio ya que estaba recibiendo gritos de personas que simulaban ser monos y cánticos racistas en su contra.

TE PODRÍA INTERESAR: Portero del Tigres pide erradicar discriminación homofóbica en el futbol

Ante esta situación algunos de sus compañeros trataron de persuadirlo para no abandonar el área de juego pero él optó por continuar.

“Querría simplemente decir a esos idiotas que vienen al estadio a lanzar gritos racistas que se jodan. Agradezco también a los árbitros que no me hayan protegido y me hayan mostrado una tarjeta amarilla por defender mi color de piel. Espero no verlos nunca más en un terreno de juego. ¡Son una vergüenza, añadió el jugador.”, escribió Marega en su cuenta de Instagram acompañado de una fotografía donde se le ve levantando sus dedos medios.

Ante esta situación el gobierno de Portugal también condenó los hechos y afirmó que investigarán el caso.

«El pueblo portugués sabe, incluso por experiencia histórica, que el camino del racismo, de la xenofobia, y de la discriminación, además de representar la violación de la dignidad de la persona humana y de sus derechos fundamentales, es un camino dramático en términos de cultura, civilización y paz social», declaró el presidente, Marcelo Rebelo de Sousa.

De igual forma la Federación Portuguesa de Futbol emitió un comunicado en el que repudió estas acciones y afirmó que trabajarán para que se prohíba la entrada a los estadios a aficionados que promuevan discriminación.

Con información de El País / ESPN

Comenta al respecto