Manatí

Registran 166 desapariciones de niñas y mujeres; sólo localizaron al 30%

GUADALUPE JUÁREZ | @LupJMendez

En 2019 desaparecieron 166 niñas y mujeres de entre seis meses de edad y 70 años. Sólo el 30 por ciento regresó con sus familias; del resto no se tiene rastro.

En el análisis del Registro hemerográfico de desaparición de niñas, adolescentes y mujeres Puebla 2019, realizado por el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado de Puebla (CCSJ), se detectó que una de cada dos víctimas de desaparición eran menores de 19 años.

La fundadora del Colectivo La Voz de los Desaparecidos Puebla, María Luisa Núñez Baroja, alertó que las mujeres que desaparecen pueden ser propensas a ser explotadas sexualmente; las menores, utilizadas para tráfico de órganos, y las mujeres mayores para trabajo doméstico forzado.

El 92 por ciento de los casos de mujeres que sí fueron localizadas fueron encontradas con vida, pero de ellas el 4 por ciento fueron víctimas de delitos como violación, robo o lesiones. El 8 por ciento de mujeres restantes fueron víctimas de feminicidio, es decir, de un crimen de odio.  

El análisis arrojó que en el 43 por ciento de los casos se abrió una carpeta de investigación, en el 56 por ciento de los reportes se desconoce esta información y el 1 por ciento se infirió que no se investigó el caso.

Los 166 casos contenidos en el registro hemerográfico se presentaron en 34 municipios, aunque prevalecieron en siete de la zona conurbada, sobre todo en la capital poblana, que concentró el 80 por ciento de los reportes.

Los medios de comunicación que han registrado los casos han sido limitados en informar detalles sobre las mujeres y niñas desaparecidas, como su ocupación, antecedentes sobre otros delitos cometidos en su contra, o si se abrió una carpeta de investigación al darse a conocer la desaparición.

Por ello, la directora del Observatorio de Violencia de Género en Medios de Comunicación (Ovigem), Samantha Páez, recalcó que en el seguimiento de los casos la prensa verifique si en cada caso se abrió una investigación al respecto, para así presionar a las autoridades a atender los reportes.

Quizá también te interese leer: Una cruzada contra las desapariciones

Núñez Baroja acusó que en Tecamachalco y en el resto de ministerios públicos del interior del estado se ignoran los protocolos para la búsqueda de personas, a pesar de que Puebla es uno de los estados que conforman el corredor de trata de personas con fines de explotación sexual.

También se ignora cuando son menores de edad y no se activa la Alerta Amber, un mecanismo de búsqueda que no debe tardar más de cuatro horas desde la desaparición, pero que comúnmente se solicita a los familiares esperar un plazo de hasta 72 horas, cuando eso ya no es un requisito.

En tanto, la coordinadora jurídica del CCSJP, Isabel Espinosa, advirtió que tampoco se está aplicando la Ley General de Víctimas, aunque en ella se incluyen protocolos de actuación para cada caso de desaparición.

Comenta al respecto