Manatí

Violencia digital: Qué es y qué puedes hacer para denunciarla

PALOMA FERNÁNDEZ | @PalomaPen

Las redes sociales trajeron consigo un sinfín de cosas: comunicación, instantaneidad… y una nueva forma de violencia que ha estado tomando fuerza en los últimos años.

Al menos el 20.1% de personas entre 12 y 19 años fueron víctimas de violencia digital, según el Módulo sobre Ciberacoso (Monciba) realizado en 2017 por el Inegi.

En Puebla, la Fiscalía General del Estado (FGE) recibió 100 denuncias por violación a la intimidad sexual entre enero de 2019 a enero de 2020, y en el 95 por ciento de las víctimas son mujeres.

“La violencia digital es una manifestación más de la violencia que nosotras ya vivimos en la vida real”, expone Samantha Páez Guzmán, integrante del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia de Puebla (CCSJP), en un webinar sobre el tema.

TE PUEDE INTERESAR: Fiscalía reporta 100 denuncias de delitos contra la intimidad sexual

En este delito coexisten 13 formas específicas de violencia, que comprenden desde el acceso no autorizado a dispositivos o cuentas, el control o manipulación de información, el robo de identidad, hasta el acoso, la extorsión o el abuso sexual relacionado con la tecnología.

Estas agresiones suelen ocurrir con la omisión o complacencia de instituciones o autoridades que deciden ignorar o minimizar estos casos.

Es decir, suceden en medio de la “falta de interés, acción o menosprecio por parte de autoridades, intermediarios de internet instituciones o comunidades que puedan regular, solucionar o sancionar la violencia en línea”, a decir de Páez Guzmán.

En el Módulo de Ciberacoso se registra que las principales violencias cometidas hacia mujeres en el ámbito digital son las insinuaciones y las violencias sexuales, el recibir contenido sexual sin consentimiento previo y el contacto mediante identidades falsas. La mayoría son, como se observa, agresiones sexuales.

En cambio, las principales violencias hacia los hombres son mensajes ofensivos, llamadas ofensivas y suplantación de identidad.

En la mayoría de los casos, las víctimas mujeres tienden a reconocer que sus agresores son conocidos de poco trato (es decir, no hay una interacción significativa), amistades, exparejas o familiares, o conocidos de su entorno cotidiano por ejemplo de la escuela o trabajo.

TE PODRÍA INTERESAR: Consejos para hacer sexting seguro

De hecho, siete de cada diez personas acosadoras son hombres, sean casos de violencia digital contra mujeres o contra hombres.

Un delito reciente

Un problema que afecta de manera frecuente a las víctimas de violencia digital es que se desconoce que se puede proceder legalmente hacia al agresor, o que esto es un delito.

En Puebla, el 10 de diciembre de 2018 se publicó en el Periódico Oficial del Estado la reforma al Código Penal estatal para la tipificación de los delitos contra la intimidad sexual en el artículo 225.

Hasta el 13 de marzo de 2019 fue aprobado en el Congreso del estado la reforma para tipificar el ciberacoso.

En lo que va del 2020, se han presentado 49 denuncias sobre violencia digital, todas hechas por mujeres.

Páez Guzmán expone que a pesar de la cantidad de casos que existen tan sólo en el estado, aún hay muchas mujeres víctimas de esta violencia que deciden no denunciar.

“En primer lugar, estos delitos son de reciente creación, por lo que no todas las personas saben que es un delito. Por eso se está realizando este webinar, para que muchas más personas sepan que es un delito. Que por un lado sepan qué hacer si son víctimas, y por el otro lado, se abstengan de hacerlo si en algún momento pensaban que no iba a haber consecuencias”, confía.

Suele ocurrir que la denunciante de estos hechos se culpa a sí misma o se avergüenza, lo que tiene que ver con una cultura patriarcal que tiende a responsabilizar a las víctimas de las agresiones que sufren, explica la también directora del Observatorio de Violencia de Género en Medios de Comunicación (Ovigem).

Otra traba puede ser el frustrante proceso judicial. Pero en el CCSJE ofrecen acompañamiento y asesoría jurídica, psicológica durante el proceso de denuncia.

En este organismo se cuenta con ministerio públicos orientadores que atienden directamente los casos sin necesidad de asistir a la Fiscalía, y se puede recibir orientación en las redes sociales de Ovigem.

QUIZÁ TE INTERESE LEER ESTO: Con “prejuicios machistas”, gobierno minimiza desapariciones de mujeres

Comenta al respecto