Manatí

Influencers compartieron información falsa sobre vacunas; las consecuencias podrían ser graves

IAN CAVAZOS y PABLO PÉREZ | @VERI_FICADO

Era la época decembrina de 2016. Rafael Garza, de 58 años, presentó dolor corporal dos días después de sus bodas de plata, en Monterrey, México. Pasaron varios días e ingresó al hospital, y más de un mes después, ocurrió lo inimaginable para su familia: él falleció a causa de neumonía por influenza AH1N1, contra la cual no estaba vacunado.

En medio de la epidemia del coronavirus (SARS-CoV-2) en México, Olga Tamborrell, quien estuvo casada con él durante 25 años, espera que la gente acuda a vacunarse en un futuro cuando la inoculación esté disponible.

“Viendo todos los casos, lo grave que es, y lo que te puede perjudicar, yo sí aconsejo que seamos conscientes y que nos pongamos la vacuna cuando ya esté”, dijo. “No es de que si el gobierno quiere hacer negocio o quién nos quiere controlar, no es eso; es la salud de nosotros, porque, al final de cuentas, el afectado es uno mismo”.

Pero un posible obstáculo se interpone entre la futura vacuna y la salud pública: algunas personas famosas en las redes sociales, comúnmente conocidas como influencers, utilizan su plataforma pública para compartir contenido con información falsa que se opone a una inmunización que podría salvar miles de vidas, y grandes cantidades de usuarios lo replican.

“Después de ver lo de Bill Gates safo ponerme la vacuna”, escribió en Twitter el cantante y también influencer en redes sociales Mario Bautista, quien cuenta con más de 5 millones de seguidores y cuya parte de su fama comenzó en el ciberespacio. El tuit, que obtuvo alrededor de 1,800 retuits y 12,400 “me gusta”, fue acompañado de una respuesta propia con una liga a un video del canal de YouTube Parafantástico, titulado “Te Dejarás Implantar LA MARCA DE LA BESTIA?”

Otro influencer, RIX, manifestó apoyo al mismo tuit, y continuamente publica sobre teorías de conspiración en sus cuentas de Twitter e Instagram. Incluso, en marzo realizó una encuesta en Twitter preguntando si la gente se pondría la vacuna contra el coronavirus. El 16.6 por ciento de sus 6,350 votantes eligieron que no.

Además de ser información falsa, personal médico desaprueba estos contenidos. Cuando el porcentaje de población que opta por no vacunarse supera el 30 por ciento, hay “un quiebre en el sistema de vacunación”, sostiene Gerardo Iván Cervantes, epidemiólogo mexicano.

De acuerdo con estimaciones de Business Insider y Science Alert, publicados en Snopes, para poder reducir los contagios, Estados Unidos necesitaría que del 50 al 70 por ciento de sus habitantes “desarrollen inmunidad a la COVID-19 de forma natural o mediante una vacuna”. Esto significa que, del 37 por ciento de estadounidenses adultos que se vacunaron contra la influenza estacional en el periodo 2017-2018, casi el doble debe optar por vacunarse contra el coronavirus, publicó Snopes.

El caso de Rafael Garza, quien murió cerca de ocho años después de la pandemia de 2009 de la influenza AH1N1, posiblemente refleja los riesgos de no vacunarse –aunque no fue por estar en contra de las vacunas, como indicó Olga Tamborrell en entrevista.

Sin embargo, la enfermedad COVID-19 pinta un panorama aún más riesgoso. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud, anunció en abril que el coronavirus es 10 veces más mortal que la AH1N1.

¿De qué trata el contenido falso que han compartido influencers?

Los contenidos que han compartido algunos influencers tienen variaciones, pero hacen referencia a que Bill Gates planea usar implantes de microchips en la lucha contra el coronavirus. Este microchip se usaría para implantarlo en las personas para saber quién ha sido vacunado, y sería una forma de identificación digital.

Consecuentemente, ellos sostienen que esto sería una forma de control y vigilancia a la población.

Pero, la agencia de noticias Reuters, desmintió en un artículo esta teoría conspiracionista, al mencionar que Gates considera implementar certificados digitales en un futuro, “pero no dijo que estos serían en forma de implantes de microchips”. Además, publicó Reuters, no se planea usarlos durante la pandemia del coronavirus.

Algunas otras personas con influencia en las redes sociales que han publicado contenidos similares son la actriz mexicana Patricia Navidad, quien tuiteó que no confía en las vacunas y menos si provienen de Gates, de quien dice está interesado en reducir población, y @confiasofia en Instagram, quien cuenta con más de 18,000 seguidores.

La YouTuber venezolana Ruby Demestoy, con más de 149,000 seguidores en Instagram, también subió un video a YouTube aseverando teorías similares. Ese contenido fue desmentido, a su vez, por Efecto Cocuyo.

Otra de las alegaciones por parte de estos famosos es que el cofundador de Microsoft quiere disminuir un porcentaje considerable de la población mediante vacunas nuevas, al replicar un video de una conferencia de TED que impartió en 2010. En la conferencia, titulada Innovating to zero!, Gates habló de la posibilidad de reducir las emisiones de CO2, e introdujo una ecuación con la cual se podría llegar a cero emisiones. La población se introduce como uno de esos factores.

“El mundo tiene actualmente 6,800 millones de personas. Y está en camino para llegar a 9,000 millones. Ahora, si hacemos un gran trabajo en nuevas vacunas, cuidado de salud, y servicios de salud reproductivos podríamos disminuir esa cifra, quizás, 10 o 15 %”, dijo Gates. Esta declaración se ha utilizado para acusar a Gates de querer reducir a la población mediante una nueva vacuna.

No obstante, Snopes publicó que es falso que él haya “admitido abiertamente que las vacunas son diseñadas para que los gobiernos despueblen al mundo”, donde se hace referencia a un perfil de Bill y Melinda Gates en Forbes. Ahí mencionan que Bill se ha dado cuenta de que, con el paso de las sociedades, cuando la tasa de mortalidad baja, también la de natalidad, lo cual estabiliza el crecimiento poblacional.

Además, expresan ambos en la carta anual de la Fundación Bill y Melinda Gates de 2009, los padres de familia escogen tener los suficientes hijos para que haya una probabilidad de que varios sobrevivan y los puedan mantener cuando estén grandes. Por ello, de acuerdo con Snopes, Gates está interesado en utilizar las vacunas para mantener a más población infantil viva, para que los padres dejen de tener más hijos.

El microchip: inexistente

¿Cuáles son los impactos que este tipo de contenido ha tenido en otras partes del mundo? En Estados Unidos, una encuesta publicada en mayo de Yahoo Noticias y YouGov menciona que el 44 por ciento de republicanos –quienes apoyan al partido político al que el actual presidente pertenece– cree que Bill Gates tiene un plan de vacunar a miles de millones de personas contra la COVID-19 para poderles insertar un microchip y vigilar sus movimientos.

Una de las vertientes más polémicas en las aseveraciones sobre el microchip, que ya se ha aclarado no se usaría para la pandemia actual por parte de Gates, sería la marca de la figura apocalíptica, la bestia, la cual se encuentra en el último libro de la Biblia.

El video del canal de YouTube de Parafantástico hace referencia a Apocalipsis 13:16, donde se describe que una de las bestias forzaría a todas las personas a ponerse una marca en la mano derecha o en la frente.

“Lean Apocalipsis. NO se vacunen. NO se pongan el chip porque al hacerlo le pertenecerán a La Bestia”, decía parte de una historia de Instagram que publicó la cuenta @confiasofia el 28 de abril.

Este argumento tampoco se sostiene. Como menciona la misma cita que los antes mencionados influencers han publicado, tiene que haber forzosamente tres condiciones para que sea algo semejante a lo que ahí se describe: tiene que ser una “marca”, por lo que tendría que ser visible, contrario a un chip insertado por debajo de la piel; debe ser forzada, y no aplicada voluntariamente, y habrá de ser puesta en la mano derecha o en la frente.

La información que estos influencers publicaron no hace referencia directa a estas tres especificaciones en conjunto; por lo tanto, este contenido sería falso.

El peligro de no vacunarse y de opiniones inexpertas

Gerardo Iván Cervantes, epidemiólogo, defendió en entrevista la importancia de vacunarse para prevenir enfermedades y afirmó que las vacunas han sido “de los mejores pasos en la humanidad, no solo en la medicina”.

“Si no nos vacunáramos contra el sarampión, contra la rubéola, contra la parotiditis, contra el papiloma, contra la tuberculosis, contra muchas enfermedades, Hepatitis B, etcétera, ahorita la población tendría una calidad de vida muy mala”, dijo.

Octavio Arroyo, médico especialista en medicina interna, sostuvo que es de gran importancia tener la preparación para difundir información sobre estos temas en una entrevista con Verificado. El internista cuenta con un canal de YouTube, Mr Doctor Oficial, donde ha subido videos de verificación a teorías que giran en torno a la COVID-19.

“Siempre que alguien hable de algún tema, pregúntate, ¿de verdad es la persona más capacitada para hablar de esto?”, aconsejó Arroyo. Sobre el influencer RIX, el médico responde: “desconozco si haya llevado metodología de la investigación para saber cuáles son los pasos que lleva un método científico para llegar a conclusiones”.

“Lo mismo con Mario Bautista que ha compartido este video del número de la bestia”, dijo. “Si se basa en un libro que tiene más de 1,500 años, pues yo esperaría que Mario Bautista se supiera cuáles son todos los libros del Antiguo Testamento y cuáles son todos los del Nuevo Testamento, ya que está utilizando esta fuente como su método para esparcir cierta información”.

LEE LA NOTA COMPLETA EN VERIFICADO HACIENDO CLIC AQUÍ

Comenta al respecto