Hombres afrontando su violencia machista

 Hombres afrontando su violencia machista

CARLOS GALEANA | @CarlosGaleanaB

Cuatro años han pasado desde que Alberto escuchó una revelación que le cambió la vida: “eres una de las personas más violentas que conozco”. Se lo dijo su hijo al ver ciertos comportamientos agresivos que tenía en la calle.

La frase estuvo dando vueltas en su cabeza durante algún tiempo… el suficiente para que decidiera acudir con una psicóloga.

Al entender la situación, la especialista le recomendó acudir a “Hombres Trabajando(se)”, grupo dirigido por y para hombres en el que se busca generar relaciones no violentas y reconocer que existen muchas masculinidades.

Tuvieron que pasar más de 12 meses para que Alberto tomara la decisión de asistir. Ahora, a tres años de su primera sesión, afirma que conocer este tipo de espacios le cambió la vida porque aprendió a reconocer y combatir los diferentes tipos de violencia que ejecutaba todos los días: Gritos en la calle e insultos, sobre todo.

La violencia que tenía arraigada se terminó, la verdad es que ahora no tengo problemas en la calle, si se me cierra un coche ya no los pelo. El grupo me ha dado muchas herramientas de vida, sostiene en entrevista para Manatí.

Gabriel Licea, facilitador del grupo, afirma que casos como el del Alberto son ejemplo de que mediante encuentros exclusivos entre varones se puede combatir la educación machista que culturalmente se ha inculcado en nuestro país.

Tenemos que cuestionar y ver que existen otras formas de ser hombre porque la formación machista está generando daños graves (…) es necesario actuar, y para eso tenemos que unirnos como hombres y tener un movimiento que genere masculinidades más justas y dignas, señala Licea.

De acuerdo con el estudio Los costos de la Caja de la Masculinidad” (2017), el machismo le cuesta anualmente a México 27 mil millones de pesos, cifra que podría servir para cubrir la educación superior a más de 900 mil jóvenes.

Los hombres mexicanos que tienen entre 18 y 30 años de edad se sienten presionados para cumplir con un conjunto restrictivo de expectativas y ‘actuar con fuerza’, la situación está causando daño a quienes les rodean y a ellos mismos”, destaca Promundo, organización encargada del estudio.

Omitir esta situación desencadena más problemas: acoso contra las mujeres, brechas de género y feminicidios, son algunos de ellos.

Me parece que la manera de entenderme como hombre es muy distante en experiencia a lo que puede vivir una mujer, entonces, por eso los hombres no llegamos a alcanzar la dimensión de lo que significa para ellas vivir en este mundo donde son acosadas diariamente o donde tienen una dificultad mayor para llegar a puestos de mayor jerarquía en una organizacion. Les vamos poniendo el pie, hay hombres que llegan a sentirse incómodos de tener una jefa, todo este tipo de cosas tenemos que estarlas revisando, reitera el especialista.

Cifras del Secretariado Ejecutivo Del Sistema Nacional de Seguridad Pública, señalan que de los 746 mil 346 delitos registrados de enero a mayo del 2020, en 39 mil 993 las víctimas fueron mujeres.

Por otra parte, el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, dio a conocer que en junio los homicidios disminuyeron 2.23 por ciento, sin embargo, los feminicidios incrementaron 35.62 por ciento con respecto al mes anterior.

Muchos hombres están viendo a las mujeres como si fueran objetos y su posesión, entonces creen que pueden hacer lo que quieran por lo que después vienen distintos tipos de maltrato o incluso asesinatos“, destaca Gabriel.

Hombres Trabajando(se) insiste en que existen muchas formas en las que los hombres pueden sumarse a la erradicación de la violencia contra las mujeres: los círculos de reflexión, escuchar los movimientos y romper la cadena de la complicidad, son algunas de ellas.

Debemos denunciar la violencia de los otros y no entorpecer los movimientos de las mujeres, no hay que interferir ni buscar protagonismo a través de lo que ellas generan. Hay estar atentos, escuchar lo que no quieren decir y luego generar compromisos con uno mismo para no violentar, subraya el facilitador del grupo.

Ante la contingencia sanitaria, la agrupación optó por suspender sus actividades presenciales hasta nuevo aviso. Sin embargo, en caso de requerir apoyo puedes mandar un mensaje por WhatsApp al 22 22 55 0918 o comunicarte a través de Facebook.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *