Manatí

Cada 16 segundos ocurre una muerte perinatal en el mundo

AGENDA SINC

El primer informe conjunto sobre muerte perinatal, realizado por UNICEF, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Grupo del Banco Mundial y la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, revela que casi 2 millones de bebés nacen muertos cada año, es decir, 1 cada 16 segundos.

La gran mayoría de la mortinatalidad (nacimiento de un bebé sin signos de vida a las 28 semanas de gestación o más), el 84%, se producen en países de ingresos bajos y medio-bajos, según el nuevo trabajo. Así, 3 de cada 4 fallecimientos en 2019 ocurrieron en el África subsahariana o Asia meridional.

“Perder un hijo al nacer o durante el embarazo es una tragedia para una familia. Y con demasiada frecuencia se soporta en silencio en todo el mundo”, afirma Henrietta Fore, directora ejecutiva del UNICEF. “Cada 16 segundos, una madre sufrirá el nacimiento de un bebé muerto. Más allá de la pérdida de vidas, los costes psicológicos y económicos para las mujeres, familias y sociedades son graves y duraderos”.

Es más, Fore subraya que para muchos de estos casos, no tenía que ser así: “La mayoría de estas muertes podrían haberse evitado con una supervisión de calidad, una atención prenatal adecuada y una partera capacitada”.

El informe advierte además que la covid-19 podría empeorar el número global de mortinatos. Una reducción del 50 % en los servicios de salud debido a la pandemia podría causar casi 200.000 fallecimientos adicionales en un período de 12 meses en 117 países de ingresos bajos y medios: lo que supone un aumento del 11,1 %.

Según los modelos elaborados para este estudio por investigadores de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, EE UU), 13 países podrían registrar un aumento del 20 % o más en el número de mortinatos en un período de 12 meses.

“La covid-19 ha desencadenado una devastadora crisis secundaria de salud para las mujeres, los niños y los adolescentes, debido a las interrupciones en los servicios de salud que salvan vidas”, apunta Muhammad Ali Pate, director mundial de Salud, Nutrición y Población del Banco Mundial y director del Servicio Financiero Mundial para las Mujeres, los Niños y los Adolescentes.

Para leer el artículo completo dale clic aquí.

Foto de portada Giacomo Pirozzi.

Comenta al respecto