Lo que debes saber sobre los códigos QR y la seguridad digital

 Lo que debes saber sobre los códigos QR y la seguridad digital

STAFF MANTÍ | @Manatimx

Cada vez es más común ver en páginas y negocios de distintos giros comerciales el uso de los códigos QR, unas matrices de puntos y cuadros que te dotan de información más detallada sobre algún producto, servicio o evento.

Sin embargo, también conlleva riesgos relacionados a su uso y medidas de seguridad para la persona que los escanea, por esta razón te dejamos estos consejos retomados de la página Protege.LA para resguardar tus datos.

¿Qué es un código QR?

Primero que nada te explicamos que un código QR es una evolución del código de barras tradicional. Tanto el código de barras como el QR se utilizan para almacenar información, esta información se codifica ya sea en las barras o en los puntos del código, y posteriormente cuando queremos decodificar esta información utilizamos un lector.

Este código fue inventado en 1994 por una compañía japonesa llamada Denso Wave, y desde entonces se ha utilizado con diversos objetivos. Al inicio se utilizaba con fines industriales (igual que el código de barras) para etiquetar piezas, componentes o productos. Posteriormente su uso se popularizo y comenzó a utilizarse en otros espacios como servicios de transporte, servicios de alimentos, comercio electrónico o para compartir enlaces de Internet de manera más sencilla.

Al final, tanto el código de barras como el QR son formas simplificadas para almacenar información y compartirla de manera más efectiva, ¿te imaginas tener que transcribir o identificar las piezas de un automóvil una por una y registrarlas en una hoja de cálculo o una base de datos a mano? ¿o tener que transcribir las URL’s extensas con toda tu información de pago para una transacción en línea? Es posible, pero sería cansado, de aquí la necesidad de automatizar estos procesos.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Consejos de seguridad digital para que no te roben tu información

¿Cuál es la diferencia entre el código de barras y el código QR?

La diferencia es el formato y la cantidad de información que cada uno puede almacenar. Como podemos ver, el código de barras tiene … barras, estas barras se leen en orden de aparición y listo,  mientras que el código QR es un código bidimensional que se compone de una matriz de puntos, estos tienen una lectura un poco más compleja, pero al ser una matriz y no solo una línea de barras entonces pueden almacenar más información.

Al final podemos decir que un código QR es una suma de varios códigos de barras, solo para simplificarlo, y que esta suma implica poder manejar mayor información.

¿Qué usos se le pueden dar a los códigos QR?

La respuesta puede variar, ya que al final un código QR es eso, información digitalizada y su uso depende de la información contenida.

Algo que nos puede dar una mejor pauta son sus límites:

  • El QR puede almacenar solo cierta cantidad de información, no es ilimitado.
  • Se necesita un lector digital
  • Teniendo en cuenta estas dos limitaciones, significa que podemos compartir una cantidad limitada de información y que necesitamos algo con qué leerla.
  • En resumen, esto se traduce en compartir pequeñas dosis de información como son códigos alfanuméricos o enlaces a sitios, aplicaciones o servicios, y que podemos leer desde un dispositivo lector, ya sea un dispositivo o software diseñado para esa función, o la cámara de nuestros dispositivos móviles.

Ejemplos de usos de códigos QR:

  • Almacenamiento de códigos de productos y servicios
  • Piezas de productos
  • Componentes de un producto
  • Código de servicios
  • Cobros en comercios físicos o electrónicos
  • Compartir promociones o propagandas
  • Compartir accesos rápidos a URLs de sitios de Internet
  • Acciones rápidas como activar servicios de checkin
  • Compartir mensajes rápidos o pequeños de artistas o manifestantes
  • Mostrar el menú de comida en un restaurante en sustituto de un menú físico

Consideraciones de seguridad digital para códigos QR

Bien, como ya comentamos, el código QR nos ayuda a compartir información de manera sencilla, pero, si analizamos los ejemplos anteriores podemos deducir que hay bastante casos en los que las personas usuarias escanean con su propio celular el código QR, y esto, puede ser utilizado con fines maliciosos y tomar la forma de un ataque digital.

Medidas de seguridad

Al escanear códigos QR, toma estas medidas para protegerte de ataques de phishing y códigos QR maliciosos:

  • Ojo con los códigos QR que no especifican a qué te vinculan. Lo ideal y una buena práctica es que los código QR indiquen a dónde te van a dirigir y qué vas obtener al escanearlo.
  • Cuando escaneas un código QR con la aplicación de tu cámara generalmente se va a mostrar el mensaje o una URL
  • Para abrir la URL, procura copiarla y pegarla en tu navegador para que puedas revisarla
  • De la URL obtenida:
  • Verifica que el sitio o URL sea conocido para ti
  • Si no es conocido, verifica en el local o lugar donde realizaste el escaneo
  • Si no hay a quien preguntar, puedes utilizar Google o Duck Duck Go para buscar información del sitio
  • Si la URL comienza una descarga:
  • Sí notas que se esta descargando un archivo con alguna extensión extraña o de un sitio extraño, cancela la descarga y elimina lo que se haya descargado
  • Antes de abrir el archivo analízalo con un antivirus
  • Sí, intenta tener un antivirus en tu celular, puedes buscar el antivirus BitDefender o AVG y utilizar su versión gratuita para móviles
  • Si la URL inicia una acción en tu dispositivo como abrir o instalar alguna aplicación
  • Verifica que aplicación se está abriendo o instalando
  • Verifica que la acción no sea extraña, como cambiar alguna configuración de tu dispositivo o instalar alguna aplicación de un lugar distinto a la tienda de aplicaciones
  • A parte de los puntos anteriores, recuerda siempre tener:
  • Respaldo de tu información reciente
  • Un antivirus instalado y actualizado
  • Tener tus aplicaciones y sistema actualizado
  • Todo lo anterior es para prevenir alguna perdida de información o daño.

Si quieres leer el artículo completo da clic aquí.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *