Claudia Rivera frente a la posibilidad de la reelección

 Claudia Rivera frente a la posibilidad de la reelección

El martes 19 de enero la presidenta Claudia Rivera Vivanco confirmó al canal “Red Pública Transmedia” que buscará la reelección.

MARIO GALEANA | @MarioGaleana_
Fotografías de Daniel Chazari | @dannychazari

Claudia Rivera Vivanco no hablaba de reelección, pero sí de “continuidad”. Y en esa palabra se cifraba una estrategia que quizá comenzó el 15 de octubre de 2018, cuando se convirtió en la primera mujer de izquierda, y la más joven, en ser presidenta municipal de Puebla.

Pero la noche del martes 19 de enero su destape colmó las redes sociales. Dijo, palabras más, palabras menos, que sí tenía intenciones de participar en el proceso electoral interno de Morena. Hasta entonces, había velado su intención de volver a competir en las elecciones. No lo decía abiertamente, pero lo decía: su gobierno está diseñado para una continuidad.

En el hiato de su aparición en el tablero electoral y sus dos años en el cargo, la presidenta municipal de Puebla reconoce que a ratos la política puede ser ese mundo oscuro, lleno de conjuras que algunos imaginan. Pero, en todo caso, dice, “hay que cambiarla, hay que transformarla”.

Ésta es la entrevista que el lunes 18 de enero Manatí realizó a Claudia Rivera Vivanco en el borde del que puede ser su último año de gobierno… o el primero de su segundo mandato.

—¿Cuál era el principal problema de la ciudad en octubre de 2018 y cuál es el principal problema de la ciudad en enero de 2021?

—Yo creo que cuando iniciamos, en 2018, el reto era el tema de seguridad y la construcción de la paz, no solo en el municipio sino a nivel nacional, en eso nos enfocamos. He de decir, con mucha sinceridad, que tampoco fue una tarea tan fácil, sabíamos que representaba por un lado fortalecer la institución; eliminar prácticas que en el pasado hicieron que la ciudadanía perdiéramos la confianza en nuestras dependencias, sobre todo las que imparten justicia o protegen a la ciudadanía.

(…)

Si me dijeras cuál es de los principales problemas que arrancamos en 2021 o uno que todavía no logramos terminar de resolver o de atender, es que los derechos universales lleguen a toda la población, ese me parece que es un combate contra una dinámica de discriminación, separatista… que dejamos que creciera como sociedad, en el que nos volvimos indiferentes, pero que muchas de las acciones de política pública que hemos hecho desde la administración municipal ha permitido incidir.

Claudia Rivera Vivanco
Fotografía: Daniel Chazari.

Derechos en general: derechos de las mujeres, derechos de las niñas, derechos de toda la población del acceso universal al agua, que ese es un tema que, aunque le hemos entrado nosotros como Ayuntamiento al quite, a hacer el suministro de la misma, falta resolver de fondo y cambiar esa dinámica de privatización que tiene el agua.

—Hablando precisamente del 2021, el ayuntamiento tiene una frase, un slogan, que puede llegar a ser bastante críptico, o que se presta a varias interpretaciones. “2021: Año de oportunidades”. ¿De qué oportunidades estamos hablando?

Yo creo que de todas las que podamos generar como sociedad. Mira, 2020, nadie en ninguna parte del mundo, nos esperábamos que iba a venir una pandemia, una crisis sanitaria, que se iba a convertir en una crisis económica. Nosotros como administración nos enfocamos para seguir en este cumplimiento de abatir la brecha de desigualdad, de hacer acciones de justicia social. Les hemos llamado de este modo porque prácticamente todas las obras que hemos realizado en lo que llevamos de la administración, llevaban de 20, 30, 40 años en espera de ser tan solo escuchadas, y hoy no solamente fueron escuchadas sino atendidas, y creo que 2020 que veníamos preparados con el fortalecimiento de nuestras finanzas, de nuestra estructura municipal, nos permitió estar bien parados para hacerle frente a la pandemia.

(…)

2021 sin duda es una oportunidad para que esas acciones continúen, que esas acciones de bienestar, de desarrollo, para que esas acciones de fortalecimiento de nuestras finanzas que hoy daba a conocer, como el acabar con una deuda histórica. Veníamos arrastrando esa deuda desde hace 16 años, y después de 16 años estamos así: a un pasito prácticamente de que este 2021 sea el primer años en donde ya no tendremos esa carga financiera.

Fotografía de Claudia Rivera
El martes 19 de enero la presidenta Claudia Rivera Vivanco confirmó al canal “Red Pública Transmedia” que buscará la reelección. Fotografía: Daniel Chazari

—Sufragio efectivo… ¿Claudia busca la reelección?

[Risas] No, mira. Me parece que en ese sentido hay que esperar los tiempos, como yo lo he mencionado, que como sociedad reclamábamos o señalábamos, que duraran tan poco tiempo. Que no estuvieran alineados los periodos de gobierno, tanto de gobierno federal, del gobierno estatal, de los gobiernos municipales, que los municipios duraran tan poco, que no hubiera continuidad. Que llegara uno y ya quisiera deshacer lo que había hecho el otro y que ya no se le daba continuidad a las acciones de bienestar de la sociedad; creo que eso todas y todos lo señalamos.

Años atrás se hicieron modificaciones, reformas, con la intención de alinear por lo menos los periodos de gobierno para optimizar los recursos y que tuvieran continuidad. Nosotros independientemente de esas posibilidades, era nuestra estrategia, sabíamos que cuando se hablaba de un cambio de régimen, de una transformación, había que sentar unos cimientos que dieran paso a un desarrollo sostenible. La ventaja que tiene el gobierno municipal o el Ayuntamiento de Puebla es que diseñamos un modelo de trabajo con las consultas ciudadanas, con los foros de participación de los propios consejos ciudadanos y nos permitió alinearlos a unos objetivos del desarrollo, es decir, a una agenda internacional.

De tal suerte que estamos garantizando la continuidad de las acciones de bienestar, de construcción de la paz, de empoderamiento de las mujeres, de los derechos de las niñas y de los niños, del cuidado del medio ambiente en un modelo de desarrollo urbano responsable, donde no se vuelva a poner por encima del desarrollo humano el desarrollo de nuestro medio ambiente, o la sanidad de nuestra naturaleza. Entonces esta administración está diseñada para que el desarrollo tenga continuidad, sí. Pero sobre todo para que la ciudadanía tenga certeza de que estaremos en el cumplimiento de la agenda 2030, teniendo un viraje importante como sociedad con un equilibrio sostenible.

Fotografía de Claudia Rivera
Claudia Rivera Vivanco no hablaba de reelección, pero sí de “continuidad”. Y en esa palabra se cifraba una estrategia que quizá comenzó el 15 de octubre de 2018 Fotografía: Daniel Chazari

—Han venido implantando una política de reconocimiento de derechos humanos en el municipio, ¿crees que durante el siguiente trienio, si llega a haber un cambio, se corra el riesgo de que esta política sea regresiva?

Siempre vamos a correr el riesgo si dejamos que la indiferencia siga siendo el eje rector. Cuando sigamos por esta línea de reconocer que no podemos ser indiferentes ante lo que le duele a nuestros semejantes o a lo que padecen nuestros semejantes, aquí no importa si son mayorías o si son minorías; aprender a ponernos en el lugar del otro o de la otra es fundamental para no permitir ninguna injustica. En eso nos hemos enfocado, no queríamos solamente hacer una política pública, sino una política pública que va acompañada de una concientización social, que va acompañada de una visibilización de la autoridad, eso es algo que sí ha tenido esta administración. Soy la primera autoridad, obviamente como presidenta municipal, que visibiliza esas formas de violencia que existen hacia diferentes grupos que socialmente los hicimos vulnerables, que no nacieron vulnerables sino que los hicimos, y que hemos puesto esa agenda de derechos humanos para que desde esta posición se haga señalamiento de que eso no es normal, de que eso no es correcto, de que no lo queremos, de que tenemos que transformarlo y que no es posible hacerlo solamente desde una trinchera o desde el ejercicio de gobierno, sino cambiarlo socialmente desde nuestra unidad de la sociedad que son las familias. Entonces las familias, la educación, el gobierno, los espacios públicos, todo esto se tiene que ir involucrando, así que el riesgo que se correría es que siguiéramos en indiferencia, la ventaja que tenemos es que al visibilizarlo se ha hecho un pronunciamiento claro, y se ha dejado testimonio de que la libertad de expresión tiene que ser también una garantía.

 Así es que yo creo que la ciudadanía hemos despertado más y sobre todo nos hemos ido apropiando de estos derechos para que no solamente estén en letra, o en letra muerta, sino que en nuestro día a día los vayamos ejerciendo desde nuestra primera infancia.

—Eres la presidenta municipal más joven que ha tenido Puebla, pero antes de eso, cuando estabas en campaña, nos dijiste textualmente: “Ya es tiempo que nosotros los jóvenes le demos un rumbo diferente a nuestro México que tanta falta le hace. Ya estamos cansados de los políticos de siempre, de reciclaje que no abona nada en el crecimiento de nuestro país”. En este hiato de dos años y medio ¿crees que Claudia libró esta categoría de los ‘políticos de siempre’?

Creo que sí, en gran medida. Todavía no está ganada por completo esta batalla, me parece que sigue habiendo esa inercia. Yo observo algunos comentarios sobre todo de aquellos políticos de esa política tradicional, donde señalan a los activistas, yo me he pronunciado así, soy una activista ahora en el ejercicio de gobierno, soy la primera que llega de la sociedad civil, y romper este paradigma o cambiar este paradigma ha sido un reto importante, pero hoy tenemos no solamente un dicho, sino pruebas, datos duros que permitan decirle a la ciudadanía que sí podemos los y las ciudadanas ocupar esos espacios. Que sí podemos las y los jóvenes demostrar cómo se van rompiendo estos vicios del pasado, cómo se van cambiando los paradigmas, y cómo se van dando cuentas en un enfoque mucho más grande de lo que corresponde al municipio.

Fotografía de Claudia Rivera en entrevista
Fotografía: Daniel Chazari

 Esto que te decía de alinearnos a unos objetivos de desarrollo sustentable, es decir a nivel internacional, da paso para que continúes. El aplicar una política de combate a la corrupción da una obligatoriedad para que las siguientes generaciones, si ya subimos hasta acá los estándares, estén en esa misma altitud. Dimos ya paso a la defensa de los derechos humanos de las niñas, de los niños, de los adolescentes, de las mujeres en ese empoderamiento, esta es la primera administración que tiene un gabinete paritario. Entonces estamos fijando estándares muy altos que permitirán que las siguientes generaciones al menos tengan que seguirlos cubriendo, alcanzándolos, porque están alineados a algo mucho más grande que solamente la ciudad, que tiene que ver también con un proyecto de nación por supuesto y que se alinea a lo internacional.

— ¿Cuál crees que sea el gran pendiente con este sector poblacional? Con los jóvenes exclusivamente.

Creo que todavía seguimos arrastrando varios estereotipos que están ahí embarcados en estas limitaciones que como sociedad se va poniendo, necesitamos también nosotros creérnosla como generación y ocupar esos espacios. Creo que por ahí tiene que continuar esta estrategia, nosotros hemos integrando, como sabes, en la administración municipal a personas jóvenes para que también estén en la toma de decisiones, en la construcción de esas decisiones, pero, a la par estamos incluyendo a todos estos grupos y haciendo visible la diversidad que tenemos como sociedad de por edades, y también por características en la construcción de nuestro pensamiento. Así es que me parece que para terminar con esta dinámica discriminativa que tenemos todavía como sociedad es muy importante hacernos más presentes, más visibles y apropiarnos de esas decisiones, de esos espacios, de esos encargos y por parte la administración municipal es un compromiso, es decir, somos aliadas, somos aliados, en que se vayan ocupando y en que vayamos cambiando esta dinámica juntos.

—A distancia, cuando una persona no tiene nada que ver con la política, puede imaginarla como un mundo oscuro, lleno de conjuras, traiciones. Ahora, ya con el cuerpo metido varios años en la política, ¿crees que es así, de este modo?

Sigue siendo de cierta manera, en ese sentido; hay que cambiarla, hay que transformarla. Dice Michelle Bachelet que cuando una mujer entra en política, cuando una sola entra, cambia la mujer; pero cuando muchas mujeres entramos en política, cambia la política y cambia el poder. Y así lo traduzco: cuando vamos entrando más personas de la sociedad civil, le vamos cambiando la dinámica, y cuando vamos entrando más jóvenes le vamos cambiando la dinámica, y todo esto va abonando.

Nosotros nos hemos esforzado, yo de manera personal, he buscado este esfuerzo para ir cambiando esta política tradicional, sobre todo de aquellos grupos que por años vivieron en privilegios y que se los cortas, generan ciertas presiones, generan un desgaste mediático y de cierta forma social. Para combatir eso no hay otra que estar trabajando de la mano de la ciudadanía y con esa proximidad con la gente, y explicando, y explicando las veces que sea necesario, compartiendo la información, y abrir prácticamente las entrañas de la administración municipal. Yo creo que una buena meta que hemos marcado en la administración es tener así el Palacio de puertas abiertas, pero también las demás dependencias, para que la ciudadanía pueda tener acceso a esos datos sin que nos los pidan, están ahí a disposición.

Fotografía: Daniel Chazari

Y lo que he procurado también es que, en los diferentes foros, en los diferentes encuentros que tengo con jóvenes, se sientan o les de siempre la confianza de que me pregunten lo que consideren importante, para ir transformando, para ir agarrando donde están los espacios para que vayan entrando y vayan cambiando la dinámica. Justamente cuando estás afuera identifiquemos dónde están esas oscuridades y cómo tendrían que transformarse, hacia dónde quisiéramos que cambiaran, y cuáles ya no tendrían que existir… pero eso solamente va ocurriendo cuando te vas involucrando, cuando te vas metiendo, y si empujamos entre todos, es una garantía, sí se logra.

Artículos relacionados

Leave a Reply