El hotel feminicida de Mara Castilla

 El hotel feminicida de Mara Castilla

Este texto es publicado simultáneamente en Manatí y Reporte Indigo

Gabriela Miranda exige justicia por su hija, Mara Castilla, quien habría sido asesinada en el Motel del Sur por un conductor de Cabify; el registro de las placas, las imágenes de las cámaras y una sábana han permitido la investigación.

LUZ RANGEL | @LuzGrimaldy

“#SiMeMatan es porque me gustaba salir de noche”, protestó Mara Castilla en su cuenta de Twitter por el feminicidio de Lesvy Berlín, en mayo de 2017.

Tuit de mara castilla
Tuit publicado por Mara Castilla el 5 de mayo del 2017

Cuatro meses después, la protesta era por ella: #JusticiaParaMara. La joven de 19 años de edad habría sido asesinada en el Motel del Sur, del estado de Puebla, el 8 de septiembre de 2017.

Pasó una semana y su cuerpo fue encontrado en la autopista Puebla-Orizaba, envuelto en una sábana con el logotipo del establecimiento de hospedaje. El personal del hotel había reportado que también faltaba una toalla y que en la habitación 25 había rastros de sangre.

“Desafortunadamente el caso de mi hija no es ajeno, es uno de los tantos que se presentan en este tipo de establecimientos. Qué bueno sería que mejoraran sus políticas de servicios, de vigilancia, de la estancia”, menciona en entrevista su madre, Gabriela Miranda.

La estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) salió con sus amigos a un bar de Cholula. Para regresar a la casa donde vivía con su hermana Karen, alrededor de las cinco de la mañana pidió un auto a través de la plataforma Cabify.

El coche llegó a su dirección en el Fraccionamiento Torres de Mayorazgo pero ella nunca bajó del vehículo. El conductor la habría llevado al hotel ubicado en la calle 11 Sur.

“No tengo bien el dato porque yo no vivo en la ciudad de Puebla. Pero sí estaba cerca, salías del fraccionamiento y yo creo que no te hacías ni quince minutos”, dice su mamá en referencia al Motel del Sur.

La investigación al Motel del Sur

El cuerpo de Mara Castilla fue expuesto en un lugar público: un terreno en la salida a Puebla. Pero fue asesinada en la privacidad de un cuarto de hotel.

“Con la autorización judicial, se realizó el análisis forense de su teléfono celular, lo que permitió establecer los lugares en los que estuvo el día 8 pasado, entre estos un hotel de nombre Motel del Sur”, dijo en conferencia el entonces fiscal General del Estado de Puebla, Víctor Carrancá.

En la rueda de prensa del 15 de septiembre de 2017, día en el que el cuerpo de Mara Castilla fue encontrado, también estuvo Juan Luis Galán Ruiz, quien era titular de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI). Ambos funcionarios mostraron imágenes del agresor en el establecimiento de hospedaje y de la papeleta de registro, donde estaba anotado el vehículo Chevrolet Sonic con placas UAY6418.

El conductor también fue identificado por el personal que tuvo contacto con él en el motel. El hombre permaneció ahí de las 6:47 a las 8:15 horas del viernes 8 de septiembre.

“Los elementos recabados permitirían suponer que Mara Castilla habría sido privada de la vida en el motel de referencia y su cuerpo abandonado, que el día de hoy a las 13:00 horas se logró localizar”, refirió Carrancá Bourget sobre el hallazgo de peritos y binomios caninos de la AEI.

“Con nada vamos a recuperar la vida de nuestra hija pero sí queremos la pena máxima. Aquí vamos a seguir en pie de lucha”
Gabriela Miranda, madre de Mara Castilla

La autopsia reveló que la joven fue agredida sexualmente y luego asfixiada. La sangre en la habitación permitió identificar su ADN.

Tras el feminicidio de Mara, el entonces gobernador de Puebla, Antonio Gali, suspendió por dos meses el permiso de Cabify para operar en la entidad y promulgó una Ley de Transporte para regular el servicio de autos por aplicación y hasta instalar botones de pánico. Sin embargo, no tomó ninguna medida contra la violencia de género para los establecimientos de hospedaje y el Motel del Sur continúa operando con normalidad.

“Este es un tema que no es de ahorita, a veces parece que nuestras autoridades se tapan sus ojos y sus oídos. Es muy triste, el caso de mi hija no es el primero, qué bueno sería que, para que no pasara esto, los establecimientos pusieran una mayor atención en todos esos detalles como le hicimos hincapié a la empresa Cabify”, expresa Gabriela Miranda.

La Ley de Turismo del Estado de Puebla sólo establece en su artículo 13 que los hoteles y moteles deben coadyuvar con el Ejecutivo Federal en materia de clasificación de establecimientos de hospedaje y servicios turísticos, en los términos de la regulación correspondiente.

La exigencia de #JusticiaParaMara

La familia de Mara Fernanda Castilla Miranda acude a exigir justicia a Puebla desde Veracruz, entidad donde nació la joven. Este 8 de marzo, a tres años y medio de su feminicidio, su madre sigue luchando en contra de la violencia hacia las mujeres.

“Ya no se vive con la misma tranquilidad, siempre va a haber un vacío pero tenemos que tratar de estar bien. A mí no me gustaría que, por ejemplo, en mi caso, me enfermara yo de los nervios, de depresión, y que no pudiera estar presente en las audiencias o ni siquiera llegara a ver que se haga justicia”, asegura Gabriela Miranda.

El proceso penal se alentó por la pandemia de COVID-19, los cambios en la Fiscalía y el Ministerio Público y los amparos que ha interpuesto la defensa del agresor. Pero ya está en la etapa de presentación de testigos, incluidos los del Motel del Sur.

“Hasta donde tengo entendido, y por lo que me han comentado mis representantes legales, se presentó ya la encargada o encargado de anotar los datos de ingreso: las placas, el tipo de coche; y la persona que hace un recuento de las cosas que faltaban, que en este caso era una sábana y una toalla”, explica.

Gabriela Miranda cuenta que así como el exgobernador Antonio Gali la recibió, también lo hizo el actual mandatario Miguel Barbosa. Sin embargo, en la Ciudad de México no avanza la demanda civil en contra de la plataforma de movilidad.

“El personal del hotel no ha mostrado en ningún momento renuencia u objeción, o que no se presentara cuando fue citado. Todo se ha entrelazado con los testimonios de la empresa Cabify, pues la unidad en la que trabajaba el agresor coincide con la misma que ingresó al Motel Del Sur”, afirma.

Artículos relacionados

Leave a Reply