Partidos políticos relegan a personas con discapacidad: el caso de Puebla

 Partidos políticos relegan a personas con discapacidad: el caso de Puebla

En este ejercicio periodístico sin precedentes, conformado por periodistas de siete medios distintos, se sigue de cerca la relación de partidos políticos del estado de Puebla con la discapacidad.

COLECTIVO PERIODISMO INCLUYENTE

Arrancó el proceso electoral y, pese a los compromisos de México en el ámbito internacional, los partidos políticos no incluyen a las personas con discapacidad en sus procesos internos o en sus estatutos. Aquellos que sí lo han hecho, han restringido sus acciones al papel y los discursos.

Lo anterior no es menos cuando se considera que, en Puebla, una de cada cinco personas tiene alguna discapacidad o limitación física según datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2018.

Sin embargo, sólo tres de los 13 partidos políticos existentes en el estado toman en cuenta a esta población en sus estatutos o comisiones especiales: el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Encuentro Solidario y Redes Sociales Progresistas.

La mayoría de las fuerzas políticas considera que una cláusula general contra la discriminación basta y que las comisiones especiales para este grupo son para impulsar posibles candidaturas, aunque esto no garantiza un puesto de elección popular o un escaño en el poder legistativo, en donde podría usarse también el principio de representación proporcional para incluir a este colectivo en los comicios.

Ante esta situación, el consejero presidente de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE) en Puebla, Marcos Rodríguez del Castillo, y la diputada Rocío García Olmedo, integrante de la Comisión de Igualdad del Congreso de Puebla, consideran que sería pertinente hacer una reforma en materia electoral para establecer un sistema de cuotas y así garantizar que las personas con discapacidad lleguen a puestos de elección popular.

Dejan fuera a personas con discapacidad[1]

Si bien el Pacto Social de Integración (PSI) afirma incluir al grupo en diversas actividades como foros, mesas de trabajo y reuniones para concientizar a la ciudadanía de “no discriminar a las personas con discapacidad”, los estatutos no lo mencionan explícitamente.

La dirigencia estatal aseguró, a través de Nallely Vega Cruz, encargada del área de comunicación social, que tiene militantes que pertenecen a este colectivo; sin embargo, en los estatutos sólo se señala que el partido ejerce un diálogo continuo con la sociedad para promover “la democracia política, económica y social sin discriminación de ningún tipo, sin exclusiones ni marginaciones».

Asimismo, el artículo 2 de los documentos que rigen al partido apunta que promueve “la democracia que garantice igualdad de oportunidades de todas las personas”, pero no especifica cómo se garantiza todo ello.

Otro de los partidos que tampoco ha generado políticas de inclusión para las personas con discapacidad es el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que no tiene una secretaría o comisión, como las que sí dedica a mujeres, jóvenes, asuntos indígenas, campesinos y la comunidad LGBT, grupos considerados como vulnerables. Y si bien cuenta con una secretaría de defensa de derechos humanos y sociales, en ningún momento menciona a la población con discapacidad.

En entrevista telefónica, el enlace del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena en Puebla, Carlos Evangelista Aniceto, dijo desconocer si el padrón desagrega a las personas con discapacidad, pues éste no está verificado y la Secretaría de Organización es la que atiende el tema de militantes y simpatizantes.

Evangelista reconoció que el partido no incluye a las personas con discapacidad en los estatutos y aseguró que esa facultad es del Consejo Nacional, que se reúne cada tres años después de las elecciones o de forma extraordinaria cuando la ocasión lo amerite o de urgencia.

Morena no tiene una instancia interna para este sector, a pesar de que el gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta,  militante en dicho partido, tiene él mismo una discapacidad motriz a causa de la diabetes.

En 2019 prometió que se crearía una institución que atendiera las necesidades de las personas con discapacidad física o motriz e incluso se pronunció a favor de crear políticas públicas que favorezcan la inclusión y la igualdad de oportunidades.

Hasta ahora, esas promesas fueron cumplidas de forma parcial porque, si bien se nombró como subsecretaria de Prevención del Delito y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación estatal a Raquel Medel Valencia ––quien tiene ceguera–– y se creó el Instituto de la Discapacidad del Estado de Puebla (Indep), éste sólo cuenta con un millón 522 mil 730 pesos de presupuesto.

Vía telefónica, Laura Escobar Juárez, presidenta de Compromiso por Puebla, comentó que en su partido han incluido programas de desarrollo de capacidades y asistencia social, así como instalaciones con áreas para “personas con retos extraordinarios”.

Sin embargo, aceptó que no tienen como tal un apartado estatutario en el que se hable de los derechos de las personas con discapacidad, justificando que estos prevalecen en la Constitución y van implícitos en los derechos de todas y todos los poblanos agremiados al partido. Además, externó que “el señalar a las personas por sus condiciones es la primera discriminación que existe” y por ello no los incluyen en los estatutos con el fin de  respetar íntegramente sus derechos.

El presidente estatal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Jaime Natale Uranga, reconoce que dicha fuerza política tampoco cuenta con acciones pertinentes para la población de las personas con discapacidad.

“No hemos hecho un plan con el sector de la discapacidad y tampoco en el tema de los derechos de las preferencias sexuales, aunque estamos abiertos a ello”, aseguró. Sobre los estatutos del partido, Natale Uranga refirió que no incluyen a las personas con discapacidad ya que poco se han modificado desde su fundación en 1994.

Por ello exhortó al IEE para que coloque el tema de manera estricta, “no sólo debe de estar en los estatutos de los partidos, sino que el Instituto Electoral del Estado, debe obligar a los partidos, porque desafortunadamente con las lagunas que hay en los estatutos, juegan con ello”.

Además, el delegado nacional del PVEM en Puebla aseguró que la inclusión de personas con discapacidad en los partidos es un tema en el que se ha avanzado poco y del que se habla poco, “todos los partidos estamos primarios (sic), nos hace falta mucha cultura y, sobre todo, voluntad para lograrlo”.

Ejemplo de esto es que las instalaciones del partido, ubicadas en Av. Juárez 1907 colonia La Paz, en la ciudad de Puebla, no son accesibles. El propio dirigente partidista dijo que se están “empezando a hacer todos los reajustes para que también sean unas instalaciones amigables para las personas con discapacidad, pero hoy no se cuenta con ninguna persona con discapacidad en la sede estatal”.

La falta de accesibilidad es una barrera que limita la participación, aunque la principal sigue siendo la discriminación; la propia Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017 apunta que 58% de las personas con discapacidad consideran que poco o nada se respetan sus derechos y el 30.9% declaró que tuvo por lo menos un incidente de negación de sus derechos durante los últimos 5 años.[2]

La invisibilización de personas con discapacidad también es evidente en el Partido Acción Nacional (PAN) en Puebla, que en las elecciones pasadas y en los últimos siete años fue la principal fuerza política en el estado.

La dirigente estatal del partido, Genoveva Huerta Villegas, señaló que tiene sus puertas abiertas para todos, pero que cada candidata o candidato “tiene que hacer su chamba”. La respuesta refleja que Acción Nacional no ha sido capaz de integrar a más grupos por la falta de sensibilidad a las personas con discapacidad, debido a que las candidaturas sólo son elegidas entre las cúpulas del blanquiazul y por acuerdos entre los grupos internos.

Cinco partidos políticos se negaron a contestar sobre los procesos internos para garantizar la participación de personas con discapacidad.
Cinco partidos políticos se negaron a contestar sobre los procesos internos para garantizar la participación de personas con discapacidad.

Incipientes avances hacia la inclusión

Aunque el 14 de agosto de 2020 fue aprobado su registro a nivel nacional, en Redes Sociales Progresistas realizarán un diagnóstico para saber cómo van a integrar a las personas con discapacidad en los puestos dentro del partido y en las candidaturas este año, aseguró Gabriela Pérez Bazán, coordinadora de mujeres y grupos vulnerables del partido en Puebla.

Sin embargo, al igual que el resto de los partidos políticos no establecen en sus estatutos en qué porcentaje dará espacio a este grupo dentro de la fuerza política. “Ya cuando tengamos a las o a los aspirantes con discapacidad se va a dar un acompañamiento de formación política, para ver dónde necesita mayor apoyo y en qué parte Redes Sociales Progresistas pueda apoyar al candidato o candidatas”, sostuvo.

Pese a estas deficiencias, en la declaración de principios de Redes Sociales Progresistas a nivel nacional se apunta que velarán por la integridad de las personas con discapacidad cognitiva, intelectual y psicosocial; por sus derechos sexuales y reproductivos, así como por el respeto a lo que marca la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad.

Para Pérez Bazán, el diagnóstico y la capacitación que otorgarán son un parteaguas para incluir a más perfiles en la participación política.

En este sentido, también sobresale el Partido del Trabajo en Puebla (PT). En los parlamentos anuales que realiza tiene como agenda prioritaria la visibilización de la discapacidad, así como integrar a personas con discapacidad en sus próximas candidaturas, según dijo en entrevista Ernesto Villarreal Cantú, comisionado político nacional en el estado.

Mencionó que en estos parlamentos se preparan las propuestas que podrían perfilarse para ser presentadas por los diputados y diputadas de su partido y convertirlas en iniciativas de ley que ayuden a las personas con discapacidad a participar en la política, desde que los trámites de inscripción sean más accesibles y hasta incluirlos de manera obligatoria en los partidos políticos, aunque muchas de estas propuestas dijo siguen en comisiones.

A lo largo de muchos años, se ha contado con políticos y candidatos con discapacidad e, incluso, el mismo comisionado señaló que él fue candidato y tiene una discapacidad motriz que le impide la movilidad de la totalidad de su cuerpo, por lo que “representaba a este sector”.

“La posibilidad de que personas con discapacidad sean tomadas en cuenta, que sea obligatorio que los partidos políticos contemplen en sus candidaturas a las personas con discapacidad, que en los trámites administrativos ––por ejemplo, la acreditación– se les considere,  son iniciativas que están en comisiones y otras tantas, por no haberse presentado en tiempo y forma, se les están haciendo las adecuaciones para que se presenten como iniciativas de ley. Hay mucha tarea que hacer”, manifestó el político.

No dio datos del número de candidatos que han tenido, pero Villarreal Cantú sostuvo que al menos desde hace cinco años pretenden que una persona con discapacidad sea candidato o representante para la asamblea y que con esto se vea la presencia también en estos grupos.

Sin embargo, no se ha percibido la participación de este partido en el tema de la discapacidad, sobre todo en los municipios en donde ha gobernado aunque en sus estatutos sí lo menciona.

Medel Valencia, actual subsecretaria de la Segob estatal, también fue candidata a presidenta municipal de Cañada Morelos bajo la coalición integrada por Compromiso por Puebla, PRD, Movimiento Ciudadano y PAN, partidos que en su mayoría tampoco incluyen un apartado o desagregado que nombre a las personas con discapacidad en sus estatutos.

Desde el punto de vista de la subsecretaria, los partidos políticos y la sociedad no tienen confianza en postular y en votar por una persona con discapacidad.

“Los partidos dudan sobre la garantía que pueda dar una persona con discapacidad en obtener el triunfo electoral, o los recursos necesarios para solventar una campaña electoral, además de que asumen que no existe la seguridad que el electorado deposite su confianza en que la persona postulada vaya hacer un buen trabajo”, agregó la funcionaria estatal, a través una entrevista vía correo electrónico.

Ante esta situación, Raquel Medel dijo que se debería difundir más el trabajo de las personas con discapacidad que ocupan cargos públicos, porque “mientras más se promueva y se haga público, más participación habrá, y la sociedad tendrá que aceptar y admitir que las personas con discapacidad tienen la aptitud de ocupar cargos públicos de gran responsabilidad y capacidad de toma de decisiones”.

Con respecto al tema de las cuotas en los partidos, agregó que no debería ser una imposición aunque sí podría ser un primer paso, que vaya a la par con capacitaciones a servidores públicos, autoridades electorales y partidos políticos en materia de inclusión para personas con discapacidad.

El extraño caso del PRI

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) es uno de los partidos políticos más longevos en el país y es de los pocos que incluye a las personas con discapacidad, pues ostenta una Secretaría de Atención a Personas con Discapacidad a nivel nacional y estatal, ambas con el objetivo de dar apoyo y cabida a este sector.

En el Capítulo I de los estatutos partidarios referente a la naturaleza del partido, mencionan que el PRI impulsa la participación política y social de las clases mayoritarias en las que involucra a las personas con discapacidad.

Por su parte, el Capítulo II, señala que promueve la erradicación de la discriminación que atente contra la dignidad de las personas y menosprecie sus derechos, así como el pleno ejercicio de sus derechos políticos y electorales.

Finalmente, añade que está a favor de las acciones que se tengan que implementar para que las personas con discapacidad participen en los procesos políticos y electorales en lo general y en la vida interna del partido.

El PRI cuenta, además, con un Consejo Político Nacional donde las fuerzas más representativas del partido son responsables de la planeación, decisión y evaluación de los estatutos y en ellos, tres representantes de los grupos de militantes con discapacidad son propuestos por las comisiones temáticas correspondientes.

En el 2017, en las mesas de trabajo de la Asamblea Nacional del partido se ratificó su presencia dentro de los estatutos y según el dirigente estatal, Néstor Camarillo Medina, le dan seguimiento para que, en caso de que algún aspirante con discapacidad decida postularse para un cargo público, el partido pueda “levantarle la mano” y respaldarlo.

La titular de la Secretaría de Atención a Personas con Discapacidad del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Norma Aceves García, agregó durante una entrevista telefónica que “el PRI es el único partido que tiene en sus estatutos esta Secretaría pero no solamente queda en el discurso”, ya que la mitad de candidatas y candidatos con alguna discapacidad durante las elecciones de 2018 fueron postulados por su partido.

De acuerdo con datos del «Informe Implementación de medidas incluyentes para personas con discapacidad en el Proceso Electoral Federal 2017-2018» hubo 40 personas con discapacidad candidatas durante la elección de 2018. De ellas, la consejera del Instituto Nacional Electoral (INE), Adriana M. Favela Herrera, confirmó durante un foro que 18 eran del PRI.

Aceves García agregó que el PRI tiene tres ejes para apoyar las candidaturas de personas con discapacidad: la toma de conciencia (que se centra en la defensa y promoción de los derechos de las pcd), el trabajo legislativo, y la participación política (se que busca que las pcd se representen a sí mismas y que estén en los espacios de toma de decisiones).

Independientemente de la labor al interior de su partido, Norma Aceves reconoció que existen diferentes retos a sortear en la participación política de las personas con discapacidad como son la desconfianza que hay en los partidos políticos, algo que propicia a que las personas no se quieran sumar a sus filas, o que algunas fuerzas políticas no sepan cómo incluirlas y lo hagan sólo de forma asistencialista.

Impulsar a que pcd se postulen a un puesto de elección popular, ya sea desde los partidos o la vía independiente, necesita que el INE brinde acompañamiento a los partidos.

Además de ello, según la  Secretaría de Atención a Personas con Discapacidad, es  necesario visibilizar el tema de la participación política de las personas con discapacidad.

“Necesitamos hacer muchísima más conciencia de que cuando hablemos de procesos electorales, cuando hablemos de participación política, también se contemple a las personas con discapacidad porque ahorita, por ejemplo ––de diciembre para acá–– yo he estado viendo muchos foros en redes sociales que hablan de la participación política y la enfocan a mujeres, jóvenes, migrantes y no he visto de personas con discapacidad, entonces hay que ponerlo en la mesa, hay que hablarlo, no le tengamos miedo”.

Por su parte, la Secretaría de Atención a Personas con Discapacidad del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, a cargo de Martha Corona Espinosa, ha puesto en marcha campañas para concientizar a las personas de cómo viven o experimentan las limitaciones de infraestructura los poblanos con discapacidad motora.

Además, organizan pláticas para difundir el lenguaje inclusivo y así evitar sobrenombres o palabras que transgredan la dignidad de la persona

Se estima que el 5% del electorado en el estado de Puebla tiene alguna discapacidad.
Se estima que el 5% del electorado en el estado de Puebla tiene alguna discapacidad.

El oportunismo tiene lentes… y un nuevo partido

El 14 de octubre de 2020 se aprobó el registro de Fuerza Social por México como partido. Dirigido por el aún diputado local Gerardo Islas Maldonado, contempla en sus estatutos una Secretaría de Atención a Grupos Vulnerables, Bienestar Social y Derechos Humanos.

Sin embargo, poco o nada se sabe de ella, pues a pesar de que tiene enumeradas sus atribuciones, en su página oficial aún no hay registro de sus acciones en beneficio de los sectores vulnerables a los que quieren incluir: personas con discapacidad, adultos mayores o de cualquier orientación sexual.[3]

Este partido de reciente creación fue concebido por Gerardo Islas, quien anteriormente militó en Nueva Alianza y trabajó con el ex gobernador panista Rafael Moreno Valle desde el 2010, cuando fue coordinador de relaciones públicas durante la campaña.

Para el 2016, se convirtió en el secretario de Desarrollo Social y en 2017 fue ratificado en el puesto por el entonces gobernador José Antonio Gali Fayad. Ahora que es líder de un partido político, Islas Maldonado no ha hecho nada por las personas con discapacidad.

El dirigente presume en sus redes sociales entregas y donativos desde que era Secretario de Desarrollo Social implementó el programa llamado “Ver bien para creer”, que entregaba a personas de escasos recursos lentes graduados de un modelo similar a los que él mismo usa. Los menores aparecen con el uniforme escolar rodeando al diputado y posando para la foto.

En su segundo informe de labores indicó que todos sus proyectos suman un monto de un millón 944 mil pesos, los que, asegura, salieron de su salario. Sin embargo, sus bienes ascienden a 54 millones 499 mil 765 pesos, según su declaración patrimonial, disponible en la página de transparencia del Congreso de Puebla.

En septiembre del 2020, el gobernador Barbosa declaró durante una rueda de prensa que Islas estuvo implicado en el desvío de más de 200 millones de pesos, destinados a la reconstrucción por el sismo del 19 de Septiembre del 2017.

Islas Maldonado únicamente mostró fotografías con personas con discapacidad a las que presume que ayudó. Por lo anterior, el mandatario dijo que se inició una investigación del funcionario por la malversación de fondos públicos.

Actualmente tiene la oportunidad de realizar estas acciones desde su trinchera, y con recurso público. Sin embargo, lo último que se ha visto del presidente de Fuerza Social por México ha sido la promoción del registro como partido, con miras a las elecciones del 2021 en el que aspira a formar una coalición con Morena pues Gerardo Islas es adepto a los postulados del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Hasta el momento dentro de las filas de su partido no se ha incluido a las personas con discapacidad. La adición de este sector se verá reflejada en el proceso interno de selección de candidatos y en las boletas de estas elecciones.

Partidos políticos ignoran acuerdos internacionales

La Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, documento que México propuso, firmó y ratificó, clarifica cuáles son las obligaciones en materia de participación política con respecto a las personas con discapacidad: asegurar su emisión del voto, presentación de candidaturas y conformación de organizaciones relacionadas con la vida pública.

Para esa segunda encomienda, los partidos políticos son fundamentales. Y la Convención lo establece claramente en su artículo 29, en donde señala que el deber de los Estados firmantes es asegurar la participación plena y efectiva de las personas con discapacidad, en igualdad de condiciones, para elegir a representantes populares y postularse para dichos cargos.

Es por ello que el Instituto Nacional Electoral ha creado una serie de protocolos para fomentar la participación de las personas con discapacidad en las elecciones en su derecho a votar; esto, a través de procedimientos, instalaciones y materiales electorales accesibles. Sin embargo, no se ha logrado que los partidos políticos incluyan a las personas con discapacidad en sus actividades, procesos administrativos y los puestos de elección popular.

La propia Ley General de Partidos Políticos omite las obligaciones que se tienen en materia de no discriminación a personas con discapacidad. Esta omisión, y la que hacen los partidos políticos en sus estatutos, representaría un incumplimiento constitucional, tomando en cuenta la reforma en derechos humanos de 2011. Como dice el documento “Reforma constitucional (en materia de derechos humanos)”, del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia A.C. (IMDHD):

Todos estos documentos obligan a las autoridades nacionales a crear todas las leyes necesarias y establecer instituciones, servicios y mecanismos que faciliten su ejercicio y que, además, prevengan que terceras personas, sean conocidas o desconocidas o bien, agentes estatales, obstaculicen o afecten nuestros derechos.

Al no encontrar referencia hacia las personas con discapacidad en la mayoría de los estatutos de los partidos políticos del estado de Puebla, se propicia la invisibilidad.

Reformas evitarían discriminación

Para que  las personas con discapacidad participen en la política, Molina señala que una forma en que  los partidos políticos podrían impulsar  la participación de esta población en sus partidos es haciendo “accesibles sus actividades y sus comunicaciones internas y externas, convocar explícitamente a pcd en sus filas y considerar la subvención de campañas electorales cuando la persona candidata es una pcd, porque por la brecha estructural de desigualdad es muy difícil que una pcd pueda cubrir los costos de una campaña”.

Lo anterior debe de ir de la mano de reformas legales y del código civil “que le devuelvan a las personas con discapacidad su derecho a votar y tomar decisiones en todos los ámbitos de la vida”.

El artículo 4 de la Ley General de las Personas con Discapacidad señala la obligación del gobierno mexicano para “la incorporación y participación plena en los ámbitos de la vida política, económica, social y cultural”. Con miras a incrementar la participación política de las personas con discapacidad, la Cámara de Diputados tiene pendiente discutir y aprobar una iniciativa presentada en septiembre de 2018, que obligaría a los partidos políticos postular a personas con discapacidad en cargos de elección popular.

El propio presidente de la Junta Local del INE en Puebla, Marcos Rodríguez del Castillo, reconoció durante una entrevista que hace falta impulsar una agenda política nacional que incluya la obligación de los institutos políticos de otorgar candidaturas a esta población.

El tema no queda ahí, pues de acuerdo con el consejero, la participación política de las personas con discapacidad debe incrementarse para que postulen a cargos de elección popular y así generar mayor conciencia en los partidos, de tal forma que este sector tenga una representación en los órganos públicos y defienda sus intereses.

Por su parte, la diputada Rocío García Olmedo, integrante de la Comisión de Igualdad del Congreso de Puebla, consideró que existe una gran brecha para garantizar el derecho de las personas con discapacidad a ser votadas, por ello se tendrían que generar acciones afirmativas, similares a las que se tomaron a favor de las mujeres, con la búsqueda de paridad de género para incluirles y trabajar al interior de los partidos.

“Al interior de los partidos hay que hacer el trabajo, ahí hay que hacer el esfuerzo, justamente para garantizar la participación de las personas con discapacidad ahora sí ya en cargo de elección popular, porque no hay nada que lo impida, pero hay que ir generando seguramente acciones afirmativas, porque la brecha es todavía muy grande”, agregó la legisladora.[4]

La única cuestión que habría que cuidar con este tipo de mecanismos, apuntó la diputada, son las “trampas” que hacen los partidos políticos y que se han visto en el tema de la paridad de género.

Por ejemplo, agregó García Olmedo, cuando se promovieron acciones afirmativas a favor de las mujeres, primero fueron cuotas de 25% mujeres y luego de 30%, pero en muchas ocasiones se postulaban candidatas en distritos que no se iban a ganar, “yo creo que el ideal sería que no sólo nos postulen en condiciones de paridad, sino que además ganemos y realmente conformemos en paridad los cargos de decisión”.

Si bien las reformas legales son una opción para garantizar que los partidos políticos incluyan a las personas con discapacidad, la consejera Luz Alejandra Gutiérrez opinó que desde el IEE no se les puede obligar a que lo hagan, porque sería interferir en la vida interna del partido.

Desde su punto de vista, basta que en la Ley General de Partidos Políticos y en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales se garantice la no discriminación a la militancia por ningún motivo.

Asimismo, la consejera electoral refirió que los partidos políticos tienen cada vez más apertura al tema de discapacidad. “Había resistencia, todavía en 2015 yo veía a los partidos políticos muy renuentes a muchos temas, pero ahorita ya no, veo a los partidos ya más en el tema. No te digo que ya lo hayan hecho al cien, pero sí ya están más enfocados en distintos temas y los están trabajando”, dijo la funcionaria.

Colectivo Periodismo Incluyente. Formado por Zahira Aldana, Yessica Ayala, Guadalupe Bravo, Priscila Hernández, Guadalupe Juárez, Jorge Lanzagorta, Berenice Martínez, Samantha Páez y Samanta Navarrete. En el colectivo participamos personas que colaboramos en Cholollan Radio, Contextos Noticias, El Sol de Puebla, LADO B, Manatí, Periódico Central y Nexos. La edición fue realizada por Ana Sofía Rodríguez, de Nexos. Este trabajo colaborativo es resultado de una capacitación organizada por el Observatorio de Violencia de Género en Medios de Comunicación (OVIGEM) del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia de Puebla.
Este reportaje también es publicado en (Dis)capacidades.Blog sobre otros cuerpos y mentes de la Revista Nexos.


[1] El Partido Encuentro Solidario (PES) se negó a una entrevista para abordar el tema. Desde el 10 de noviembre, al no encontrar un canal institucional para mantener contacto con sus representantes en Puebla, se intentó pactar una entrevista a través de redes sociales. La respuesta con un número de contacto por Twitter llegó hasta el 2 de diciembre. A partir de ese momento se pidió una entrevista, aunque Carlos Clemente, el enlace de prensa al que refirieron que se podía contactar, no ha contestado. Un caso similar se presentó con Movimiento Ciudadano, partido que, is bien en sus estatutos tiene un área para la inclusión de mujeres, no sucede lo mismo para las personas con discapacidad. En su artículo 50 hace referencia a que el partido “alentará la organización de Movimientos Sociales en Derechos Humanos, Adultos Mayores, Personas con Discapacidad, Migrantes, Pensionados y Jubilados, Diversidad Sexual” entre otros grupos. Para ahondar más sobre el tema, se intentó contactar por diferentes medios a Fernando Morales Martínez, coordinador de la Comisión Operativa Estatal. En un inicio el enlace fue José Luis Machorro Ramos, secretario particular del coordinador, y este remitió con Ismael Bermejo Águila, director de Comunicación Social, con quien se acordó agendar una entrevista. Sin embargo, conforme pasaron los días hubo cancelaciones y largas hasta que Bermejo Águila dejó de contestar las llamadas en los últimos días de noviembre. Ninguno de los representantes del partido ha respondido por correo electrónico a las preguntas de este equipo periodístico.

[2] Por ejemplo,negativas a la atención médica o medicamentos, apoyos de programas sociales o atención en oficinas de gobierno.

[3] Para conocer más su postura sobre el tema, el jueves 5 de noviembre de 2020 se envió la petición de una entrevista y el cuestionario por correo electrónico a fuerzasocialpormexico@gmail.com. Una semana después, el jueves 12 de noviembre, se envió mensaje directo vía Twitter a @gerislas y al whatsapp del diputado, tampoco hubo respuesta. Posteriormente, el miércoles 18 de noviembre se mandó mensaje vía whatsapp a la secretaria de Comunicación del partido en Puebla, Leticia Montagner García, para concretar una cita con el dirigente estatal Rafael Moreno Valle Buitrón, quien leyó el mensaje pero tampoco respondió. Debido a la falta de respuesta, se revisaron las redes sociales oficiales para verificar si se ha implementado alguna acción en beneficio de las personas con discapacidad, pero la única actividad existente fue la promoción del registro del Partido en cada uno de los estados con sus simpatizantes.

[4] Para complementar esa información respecto a los derechos político electorales de las personas con discapacidad, desde el 10 de noviembre se buscó una entrevista con el diputado Uruviel González Vieyra, presidente de la Comisión de Atención a Personas con Discapacidad, sin obtener una respuesta.

El 12 de noviembre se insistió en una entrevista con el diputado, sin éxito, aunque ese día más tarde propuso en el Pleno del Congreso un exhorto al IEE “para que en el ámbito de sus atribuciones vigile el cumplimiento de las instrucciones normativas, a fin de que se garantice el derecho de organización y participación política de ciudadanas y ciudadanos con discapacidad en el estado de Puebla, en un marco de igualdad, inclusión y no discriminación durante el proceso local ordinario 2020-2021”. El diputado no abundó si presentaría una iniciativa que aborde el problema de fondo: la inclusión en los partidos políticos.

Artículos relacionados

Leave a Reply