¿Quién es Argelia Arriaga, la nueva presidenta municipal de Puebla?

 ¿Quién es Argelia Arriaga, la nueva presidenta municipal de Puebla?

STAFF MANATÍ | @ManatiMX

La investigadora Argelia Arriaga García rindió protesta este miércoles 7 de abril como presidenta municipal de Puebla, en sustitución de Claudia Rivera Vivanco, quien solicitó licencia al cargo para competir en las elecciones del 6 de junio de este año.

Antes de ser nombrada suplente de Rivera Vivanco, Arriaga García había tenido una larga militancia en la izquierda una trayectoria de casi dos décadas como investigadora.

A partir de 2003, Arriaga García entró al Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales (Cupreder) de la BUAP, donde realizó investigación histórica para los procesos de planeación territorial y socioambientales, al trabajo comunitario y de campo para los proyectos de planeación territorial.

Es coautora del capítulo de un libro para la Asociación Mexicana de Estudios Rurales A.C., en donde se aborda la gestación de la violencia del Estado para la imposición del Gasoducto Morelos en el municipio de Atlixco.

A partir del 7 de abril, Argelia Arriaga será la presidenta municipal de Puebla. Aquí te decimos por qué.

En 2017, Argelia Arriaga buscó ser candidata a diputada federal por el distrito 9 de Puebla, pero el partido no la eligió para obtener la candidatura.

A mediados de abril de 2018, fue nombrada suplente de Rivera Vivanco, en sustitución de la regidora Libertad Aguirre Junco.

También es hija de Joel Arriaga Navarro, uno de los líderes del movimiento universitario que fue asesinado en 1972, en el contexto de la disputa entre el gobierno del estado y la Universidad Autónoma de Puebla (UAP).

En 2018, a través de un texto publicado en el portal Mundo Nuestro, Argelia Arriaga denunció que año con año ha sido testigo de la omisión y complicidad del Estado mexicano para resolver el crimen cometido contra su padre.

“Son 46 años de tu asesinato, 46 años y el Estado poblano y sus aliados del clero y los fuas (yunquista) permanecen callados ante su cobardía de pagar a mercenarios para asesinarte, y con ello borrar los derechos de una educación pública, crítica y autónoma”, escribió.

Artículos relacionados

Leave a Reply