Tras agresión a familia de Zyanya, Barbosa pide respeto… para las autoridades

 Tras agresión a familia de Zyanya, Barbosa pide respeto… para las autoridades

El viernes 21 de mayo, familiares de Zyanya fueron agredidos por elementos de la Fiscalía mientras se manifestaban pacíficamente; Barbosa minimiza la situación.

GUADALUPE JUÁREZ | @LupJMendez

El gobernador Miguel Barbosa Huerta calló sobre las agresiones físicas contra familiares de Zyanya Figueroa Becerril, activistas, asesores legales y prensa por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), y pidió dirigirse con respeto a las autoridades. 

«Yo lo único que llamo es a que todos los que se sientan agraviados por la autoridad se dirijan a la autoridad con respeto, se dirijan como ciudadanos que buscan encontrar una solución, esa es la forma de convivir con las autoridades, las peticiones de estas personas agraviadas o que se sienten agraviados y que se investigue como feminicidio, y vamos a ver lo que arroja y vamos a estar pendientes», dijo en conferencia de prensa matutina.

TE PUEDE INTERESAR: Fiscalía de Puebla violenta y rocía con gas a familiares de Zyanya, víctima de feminicidio

A diferencia de otras ocasiones donde el mandatario estatal se ha pronunciado contra la actuación de otras autoridades, se limitó a responder que no está informado del caso y confió en que la FGE hará una investigación a fondo, ya que consideró que es una institución profesional. 

El viernes 21 de mayo, los padres de Zyanya, Patricia Becerril y Martin Figueroa, junto a sus asesores legales del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) y la activista Irinea Buendía, se manifestaron de manera pacífica en la Fiscalía en busca de una audiencia con el fiscal General del Estado, Gilberto Higuera Bernal.

Madre de Zyanya protesta frente a la fiscalía
Luego de que familiares de Zyanya fueran agredidos por elementos de la Fiscalía, el gobernador Barbosa minimizó la situación.

Sin embargo, al intentar encadenarse en la reja exterior del edificio central de la FGE, personal de seguridad los empujó, golpeó y roció con gas lacrimógeno. 

El hecho fue condenado por institutos y organismos de derechos humanos a nivel estatal, nacional e internacional, como la Oficina en México de la ONU.

Artículos relacionados

Leave a Reply