Buscar trabajo recién egresado de la universidad, en medio de la pandemia

 Buscar trabajo recién egresado de la universidad, en medio de la pandemia

¿Eres recién egresado buscando trabajo? Platicamos con jóvenes sobre cómo ha sido su búsqueda de empleo en medio de una pandemia; las respuesta no son alentadoras.

PALOMA FERNÁNDEZ | @Palomapen

La propagación del COVID-19 dejó en la incertidumbre laboral a las y los jóvenes en Puebla. Al cierre de 2020, 83 mil 658 poblanos, entre 25 a 44 años, estaban sin trabajo. Uno de cada dos tenía estudios de preparatoria o nivel superior.

Para quienes egresaron de las universidades en medio de la pandemia, la transición del mundo universitario al laboral en medio de una crisis sanitaria lo ha hecho más difícil: trabajos informales, sueldos bajos y sin prestaciones o el desempleo.

TE PUEDE INTERESAR: Si eres recién egresado échale ojo a estos consejos para conseguir trabajo en medio de una pandemia

En Manatí conversamos con egresados de diferentes universidades que tenían que sumergirse al sector laboral en la entidad, mientras empresas cerraban, empleadores ofrecían sueldos más bajos y con la incertidumbre por la contingencia sanitaria.

Elinaid Cruz, egresada de Relaciones Internacionales en la BUAP

Egresados universitarios en pandemia

 “Me di cuenta que había mucho trabajo en los call centers por lo de inglés y otros idiomas que dominamos durante la carrera, pero también vi que muchos optaron por camps de verano en Estados Unidos”.

Ella estaba a unos pasos más de titularse y en marzo de 2020 irse a Madrid, España para realizar sus prácticas profesionales. Pero la pandemia retrasó sus planes por un año y le ocasionaron depresión y ansiedad.

 “Fue horrible porque retrasó mis metas, mis planes, mi búsqueda laboral… porque sé que a pesar de que un título a estas alturas prácticamente no vale nada, te lo piden en muchos lugares para poder entrar”.

“Es complicado, porque digo algunos de mis compañeros ya lo tienen y pues yo apenas estoy en eso, todavía falta un poco más para y pues sí es desalentador”.

Sebastián Ramírez, egresado de Diseño de Animación e Interacción de la Ibero Puebla

Sebastián Ramírez es egresado de la UIA y consiguió trabajo.
Sebastian tiene 25 años y es egresado de la UIA, a pesar de todo consiguió empleo durante la pandemia. Foto: Cortesía

 “Muchas personas me decían que estaba muy difícil afuera, sobre todo profesores, pero igual eran como más positivos porque te alentaban a que tirarás hacia algo alto, ya sea un estudio de animación grande o un estudio de videojuegos, y nos decían que nosotros teníamos todas las herramientas para ser competitivos internacionalmente”.

Sebastián ahora tiene un empleo donde se siente cómodo, pero antes de encontrarlo se enfrentó a empleadores que ofrecían malas condiciones laborales y no era lo que buscaba para su carrera.

Lorena Millán, egresada de Comunicación en la Ibero Puebla

Tiene 24 años y tuvo que lidiar con la búsqueda de empleo hasta conseguir un lugar donde pudo sentirse cómoda. Foto: Cortesía

“Yo pensaba que a fuerza iba a necesitar palancas para por lo menos para llegar a otro estado (…) Yo veía a varias compañeras que querían dirigir algún programa o hacer algún trabajo de edición, pero les pedían estar frente a la cámara cuando en realidad lo que yo busco y buscaba pues era precisamente estar detrás de cámaras.”

Sus primeras experiencias laborales estuvieron llenas de trabas, malos tratos e incertidumbre, aunque al final consiguió un empleo donde se siente satisfecha y segura.

Marcos Vázquez, egresado de la Universidad del Valle de México

recien egresado universitario
Marcos es recién egresado de la UVM, cuando trató de conseguir trabajo sólo se desmotivado por el panorama laboral.

“Cuando yo estaba haciendo mis prácticas no estaban contratando en el momento, más bien me dijeron “mira si tú tienes algún proyecto propio y te gustaría trabajar con algo de metal –que de eso va la empresa pues aquí nosotros te podemos ayudar”.

Sebastián, por ejemplo, llegó a una empresa, en la que para ser contratados tenían que presentar un proyecto de animación elaborado y específico con un plazo de dos días para su elaboración, lo que lo hizo dudar de la oferta laboral.

“En esa búsqueda de trabajo yo perdí muchísimo la esperanza por lo menos en el mercado laboral. Porque veía que no iba a ver como cierto crecimiento aquí, o sea muchas de las empresas buscaban que saliera siendo comunicólogo, mercadólogo y diseñador, y con todo eso, eran 6 mil pesos al mes, tiempo completo, sin prestaciones de ley y no se pagaban horas extras.

“Entonces pues sí yo terminaba ofendido, enojado, desmotivado. No creo que la pandemia sea justificación para esos abusos”.

Sin embargo, cree que sí se puede conseguir un trabajo en el “lugar de tus sueños” y cree que no desmotivarse en la búsqueda de un empleo.

Artículos relacionados

Leave a Reply