Catolicismo como subdesarrollo

Por Juan Manuel Aguirre / @AguirreQ

En los últimos meses ha estado circulando por las redes el concepto de Echo Chamber, es decir, el fenómeno de cómo las redes sociales refuerzan nuestros propios puntos de vista y nos cierran al entendimiento de los ajenos; fenómeno que tiende a reducir el diálogo y aumentar el conflicto entre ideas opuestas. Personalmente, me gusta seguir a personas con opiniones opuestas a las mías con la intención de poder ampliar mi comprensión de sus ideas y perfeccionar las propias.

Saliéndome de mi Echo Chamber, me topé con un podcast titulado Educación y Religión, en el que Aquino Eloah identifica a la religión católica como la principal causa de subdesarrollo en Latinoamérica. Después de escuchar sus argumentos (y siendo que llevo meses estudiando temas de desarrollo) no me pude resistir a escribir una réplica y compartirla con ustedes.

También te puede interesar: “Puebla: Casi la mitad de la población vive en pobreza laboral”

Aquino observaba que en los países más religiosos se registra menor Índice de Desarrollo Humano (IDH) debido a que la religión (énfasis en la católica) limita el empoderamiento y el rol de la responsabilidad individual, a la vez que ha establecido leyes basadas en un libro sagrado. Si bien no puedo afirmar que la Iglesia Católica no ha tenido errores, creo que estos argumentos en particular no se sostienen con la evidencia empírica.

Dado lo complejo de la posible discusión, me centraré sólo a los términos del IDH. En 2015 El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) dio en promedio una calificación de “alto desarrollo humano” a la región latinoamericana con excepción de Bolivia, Guyana y el triángulo norte de Centroamérica que registran “desarrollo medio”; y Chile y Argentina con desarrollo “muy alto”. ¿Se sostiene así el argumento de que, por ser católicos, estos países tienen un IDH bajo? No. De entrada no se presentan (en términos del propio PNUD) calificaciones bajas en la región.

Por otro lado, tenemos países como Estados Unidos siendo el cuarto país del mundo con mayor número de católicos, o a Irlanda y Polonia donde la religión católica es la predominante y que al mismo tiempo registran muy altos niveles de desarrollo humano; más aún, los dos primeros figuran en el top 10 de países con mayor desarrollo humano del mundo en el periodo 1990-2014.

También te puede interesar: “A los sacerdotes también los matan”

Sin embargo, sería una insensatez de mi parte ignorar que existe en Latinoamérica un grave problema de pobreza y desigualdad cuya urgente erradicación debe movernos a sumar esfuerzos desde la sociedad civil (incluyendo iglesias), el sector privado y los gobiernos independientemente de sus creencias.

Como bien dijo Aquino en su entrevista, hablar de política y religión siempre es complejo porque tiende a convertirse en discusión. Pero son justamente los temas que nos tocan más íntimamente los que hay que dialogar con una actitud abierta y respetuosa para ir construyendo una sociedad más tolerante y unida de frente a los retos que compartimos.

Fotografía de El País

Las opiniones expresadas en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a. En Manatí somos un sitio abierto a distintas expresiones de ideologías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s