Dieta de tecnología, detox

Detox, una pausa en nuestros días

Por Renata Bermúdez / @Renbyh

En estos tiempos se ha puesto muy de moda “hacer detox”, entonces las personas encargadas de las dietas te dicen qué jugos tomar, cuántas tazas de café ingerir al día e incluso hay quienes recomiendan tomar una que otra pastilla de algas marinas, potasio o magnesio, resultando en algunos casos, altamente perjudicial a la salud, pero ¿qué tal si hiciéramos un détox de las tecnologías de la comunicación?

Bauman (2005) en su libro Amor líquido, acerca de la fragilidad de los vínculos humanos dedica un apartado especial al uso del celular, él explica que llevando el celular a todas partes nos sentimos parte de un todo, y estamos siempre prestos a contestar cada uno de los mensajes con urgencia porque pareciera que tenemos en la mano el control de la vida del otro; también se pierde la capacidad de mirar y del contacto humano.

Citándolo textualmente dice: Los celulares ayudan a estar conectados a los que están a distancia. Los celulares permiten a los que se conectan… mantenerse a distancia. Recuerda el caso de una familia de cuatro integrantes que evitaban mirarse a los ojos, volviéndose estos una pared infranqueable frente al otro, vacías y carentes de sentido.

¿Hace cuánto tiempo fue que revisaste por última vez Facebook o lanzaste un tuit?  Al parecer hemos reducido nuestras experiencias interpersonales a un “me gusta, me encanta, me enfurece”, a 140 caracteres y un par de memes que han desplazado el valor de la convivencia humana, una buena charla con una cerveza o quizá el simple gesto de un abrazo o una sonrisa.

Estamos en la época de la interconexión, pero también de la desconexión del ser con su conciencia. ¿Cuántas veces compartimos un meme o un chiste con tal de evitar los pensamientos que vienen a nuestra mente y nos agobian? ¿Cuántas veces compartimos una canción alegre, sintiéndonos por dentro que todo se derrumba? Es la época, también de la creación de percepciones que finalmente nos alejan de la realidad ontológica que vivimos para hacernos creer en una realidad virtual que en poco o nada se parecen la una con la otra.

Hoy el reto es poco a poco a retomar la vida cotidiana sin una pantalla de por medio, hablemos más, escribamos menos, escuchemos el ruido de nuestros pensamientos en el silencio de nuestros celulares, es una experiencia inigualable, hagamos détox de tecnología.

Las opiniones expresadas en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a. En Manatí somos un sitio abierto a distintas expresiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s