Niñas y niños: mucha TV y cada vez más YouTube

Por Gabriel Sosa Plata / @Telecomymedios

La (aún) imbatible televisión abierta también continúa en la cúspide de lo que más ven las niñas y los niños en México: el 75 por ciento de la audiencia infantil consume lo que transmiten los canales de Televisa, TV Azteca y en menor medida de Canal 11. Sin embargo, son menos que hace un año, cuando el porcentaje era de 81.5 por ciento.

De esta manera, la afirmación -muy frecuente, por cierto- de que la niñez mexicana ya no ve televisión abierta y por lo tanto no debe estar sujeta a regulación específica, es falsa si nos basamos en la Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales 2016, realizada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Es más, así como sucede con los adultos, hay un elevado consumo de los canales de televisión abierta en los sistemas restringidos. Del 49 por ciento de niñas y niños (de 7 a 12 años) que tienen acceso a la televisión de paga, el 64 por ciento ve los canales de televisión abierta y 31 por ciento sólo los canales de televisión de paga.

Estas preferencias son las que ubican en el top de los programas infantiles más vistos en 2016 a Bob Esponja, con 33 por ciento de las menciones, a El Chavo Animado, con 30 por ciento, a Dragon Ball, con 22 por ciento, y a La CQ, con 15 por ciento. Un año antes, también destacaban dichos programas, además de iCarly.

De igual manera, a quienes piensan que la niñez deja de ver televisión a las ocho de la noche o antes, están muy equivocados. La misma encuesta revela que entre 3 y 4 niñas y niños de cada 10 ve televisión abierta y de paga entre las seis de la tarde y la media noche. Por eso se exponen a decenas de programas no aptos para su edad, como las telenovelas, los talks shows y unitarios como La Rosa de Guadalupe.

También reciben miles de anuncios de comida chatarra. Recordemos un dato de El Poder del Consumidor (que recuperé en mi colaboración en Sin Embargo el pasado 30 de mayo): más de 13 mil anuncios de comida chatarra se transmiten anualmente en los programas y horarios más vistos por niñas y niños, de acuerdo con un monitoreo realizado a los canales 2 y 5, de Televisa. La exposición a estos anuncios es uno de los factores que puede contribuir en el consumo de productos con una alta cantidad de azúcar y por lo tanto a agudizar el grave problema de obesidad en México.

Crece Internet

Ahora bien, tampoco debe negarse el crecimiento de un consumo cada vez mayor de contenidos audiovisuales en internet. En 2015 lo hacía poco más del 30 por ciento de niñas y niños, ahora son el 36 por ciento. ¿Qué ven? De todo un poco, pero los videos musicales son los que se ubican en primer lugar con 12 por ciento de las menciones en 2016 y un 18 por ciento en 2015. Luego aparecen caricaturas de diversa índole.

Un dato que llama la atención es que entre lo que más se ve están los videos de un youtuber llamado Fernanfloo (así, con doble “o”), con cuatro por ciento de las menciones en 2015 y el mismo porcentaje en 2016. He de confesar que no sabía nada de dicho personaje, pero una sencilla búsqueda en Google me llevó a un texto de la revista Gente (de 2015): “es el youtuber número uno de habla hispana e integra el top ten del planeta. Nació en El Salvador, tiene 23 años, vive con sus padres y convoca 17,4 millones de seguidores en el canal de videos”.

Ahora son más de 22 millones de fans. ¿De qué tratan sus videos? Sobre todo de gameplays, que él edita y comenta con gracia. Como cualquier jugador apasionado se expresa con palabras altisonantes y disfruta al derribar o matar a sus oponentes, incluyendo mujeres. Los títulos de algunos de sus videos nos pueden dar una idea aproximada de la trama de sus videojuegos: “Tres maneras de morir”, “El último hombre”, “Soy un pollo”, “Rescatando a mi hijo”, etc. Hace un mes, Fernanfloo (Luis Fernando Flores Alvarado) estuvo en México y fue recibido como una celebridad. Una crónica de su viaje aparece en su canal de Youtube.

De las niñas y niños que tienen acceso a internet, la mayoría, un 93 por ciento, consume contenidos en Youtube. Luego siguen las plataformas OTT: en primer lugar Netflix, que creció del 6 por ciento a 13 por ciento entre 2015 y 2016, y en segundo sitio Claro Video, con un aumento del tres al seis por ciento en el mismo periodo. Como vemos, la presencia del video sobre demanda en las audiencias infantiles se duplicó. En 2016 también ya aparecen en el listado Google, con cuatro por ciento, y Fox Play, con tres por ciento.

Por último, en cuanto a los equipos que utilizan niñas y niños para ver contenidos audiovisuales, la primera posición la ocupan los teléfonos celulares, con 61 por ciento; posteriormente las PC o lap top con 29 por ciento, las tabletas con 26 por ciento y los televisores con acceso a internet, con 19 por ciento. De estos cuatro dispositivos, sólo ha disminuido su participación las computadoras personales y lap tops, del 42 por ciento, en 2015, a 29 por ciento, en 2016, como ya se había referido.

El elevado consumo de contenidos audiovisuales entre niñas y niños obliga a reforzar acciones para su protección frente a contenidos no aptos para ellas y ellos -a través de las defensorías de las audiencias, horarios de transmisión de determinados programas y anuncios, la autorregulación y herramientas de control parental-, la creación de observatorios y una regulación más estricta de la publicidad de comida chatarra en las diferentes plataformas. También debe trabajarse a favor de la alfabetización mediática e informacional, más aún cuando, por ejemplo, la encuesta revela que cuatro de cada 10 niñas y niños consumen contenidos audiovisuales en internet sin un acompañante.

Como afirma el doctor Guillermo Orozco, Jefe del Departamento de Estudios de la Comunicación Social de la Universidad de Guadalajara y el experto más reconocido en este tema, el desafío es pasar de audiencias pasivas a audiencias activas. La solución no es “apaguemos la televisión o computadora”, “mejor mirémosla con lupa y entendamos lo que en verdad nos quiere decir; utilicemos los espacios escolares como centros o ejes para la formación de la mirada crítica” (Niños, maestros y pantallas, México, Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología del Estado de Jalisco y Universidad de Guadalajara, 2010). Por eso son encomiables los esfuerzos que realizan Irma Ávila, a través de su proyecto Apantallados, que contribuye a la alfabetización mediática de niñas y niños, así como la organización A Favor de lo Mejor, que recientemente lanzó el proyecto Más por TIC (masportic.com) que busca acompañar “a los padres de familia, maestros y cuidadores en la travesía de educar a sus niños en la nueva era digital”.

Radio Monitor: ¿Y su frecuencia?

Después de más de nueve años, terminó la huelga en Radio Monitor el pasado 7 de julio, pero aún se desconocen las condiciones por las que las y los trabajadores se desistieron de continuar con las banderas rojinegras.

El comunicado del Sindicato de Trabajadores de la Industria de Radio y Televisión (STIRT) es ambiguo. Lo que se pudo saber es que un total de 86 trabajadoras y trabajadores recibirán un pago por los adeudos que mantenía la empresa del periodista José Gutiérrez Vivó y que les llevó a la huelga el 23 de mayo de 2008. Al parecer, los recursos saldrán de la venta de las instalaciones donde se ubicaron los estudios de la estación, en La Presa 212, colonia San Jerónimo, luego de largas negociaciones en Secretaría del Trabajo.

Sobre el destino de la concesión de la frecuencia, en manos de Gutiérrez Vivó, en la que se transmitió Radio Monitor en su última etapa (1320 KHz, en la Ciudad de México), tampoco hay información reciente. La concesión venció el 3 de julio de 2016, pero no hay información pública sobre si Gutiérrez Vivó llevó a cabo el procedimiento de prórroga. Mientras tanto, la estación sigue fuera del aire y el periodista fuera del país, ahora obligado a pagar 757 millones de pesos a Grupo Radio Centro (GRC) por los costos de un juicio, injusto, que perdió y sobre el que comentamos algunos detalles en Sin Embargo (4 de abril 2017).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s