Fracking, la mina de oro descubierta en Puebla

Por Eduardo Saavedra / @EduardoMx_

Puebla ha pasado del segundo al primer lugar en el uso de la perforación por fractura hidráulica, fracking, para la extracción de gas y crudo, esto en la Sierra Norte de la entidad. Muchos podrán decir que esto sin duda significa un oportunidad de desarrollo para la región, sin embargo, el problema principal radica en el impacto ambiental negativo que dicha técnica de extracción de hidrocarburos representa. En total se han explorado poco más de 233 pozos, en los cuales por cada pozo se utilizan 30 millones de litros de agua por día; esto equivale a utilizar cada 24 horas el agua que una ciudad de 7 millones de personas necesita en un año.

Para agravar más el problema, son 65 municipios en los cuales se han otorgado permisos de exploración minera, peor aún, se entregaron concesiones hasta por 30 años para llevar a cabo dichas actividades. Los principales afectados son las comunidades indígenas que radican en la zona de exploración y extracción, además de esto, prácticamente están sentenciados a sufrir las consecuencias dadas las afectaciones a los mantos freáticos y al ecosistema en general.

Estudios realizados por la Organización de la Sociedad Civil Fundar, estiman que sólo en la parte norte de la entidad poblana se han visto comprometidas poco más de 600 mil hectáreas y un total de 49,000 personas.

Únicamente y para fines informativos mencionaré cuatro sustancias químicas que se introducen a presión en el subsuelo durante el fracking: Benceno, Tolueno, Xileno y Ozono, las cuales inevitablemente afectarán a la población circundante con padecimientos tales como cáncer de pecho, cáncer de piel, cáncer de estómago, deformidad en niños recién nacidos, supresión del sistema inmunológico, disminución en la fecundidad, incapacidad de concepción, abortos espontáneos, entre otros. La situación se agrava cuando se descubre que no existe una normatividad que regule el uso de estas sustancias en la extracción de hidrocarburos, situación completamente contraria a lo que sucede por ejemplo en Los Ángeles donde el fracking está completamente prohibido; además de esta ciudad países enteros como Alemania, Argentina, Canadá, Francia, Bulgaria, Reino Unido, Sudáfrica, España, Suiza y Austria también consideran a la extracción por fractura hidráulica dentro sus prohibiciones en la exploración y extracción de hidrocarburos.

Por extraño que parezca, la mayor cantidad de empresas que realizan dicha práctica en la Sierra Norte de Puebla son canadienses con permisos de hasta tres décadas para llevarlo a cabo, gracias a la Reforma Energética y a la Ronda Uno.

Una más de nuestro México, mágico.  

Los textos publicados en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a y no necesariamente reflejan la línea editorial de ManatíMx

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s