El silencio también cuenta

Por Renata Bermúdez /@Renbyh

Cuando era estudiante, mi hermano siempre me decía que necesitaba hacer oración, callar mis pensamientos para vivir el silencio, porque sólo así se puede decidir mejor, pensar mejor y amar mejor. También me enseñó que hay un mundo y un Reino que podemos construir juntos, que está hecho para todos y que todos podemos poner nuestras manos al servicio de su construcción.

Años más tarde, empecé a trabajar en una empresa de tecnología. Un día de junio, llegó un muchacho, yo lo atendí, no recuerdo su nombre, pero sí su rostro, yo lo había visto antes, sentado frente a un monitor moviendo sus manos, ¡hablando con sus manos! Cuando llegó a mí no supe qué hacer, ni cómo hablarle, sabía lo que tenía que decirle, pero no de forma que él me entendiera. Me frustré, me enojé conmigo misma porque no estaba haciendo lo que el Papa Francisco dijo una vez: ir a las periferias. Y dije: ¡quiero, necesito aprender a hablar como él, para saber qué decirle si él regresa, él debe tener la misma atención que cualquier otra persona!

Meses más tarde, en Facebook, encontré la Comisión de Jóvenes Sordos de Puebla, grupo que organizó un curso básico de Lengua de Señas Mexicana (LSM), al cual me inscribí. Gracias a mi grupo, estoy viviendo lo que mi hermano me decía cuando yo tenía 18 años y estaba buscando mi vocación: silencio. Pero un silencio completamente diferente, no sólo de oración, sino de acción. Estoy aprendiendo que las manos no sólo sirven para construir o dañar, sino para hablar con aquellos que son diferentes, pero iguales a mí.

Estoy conociendo a personas increíbles, que tienen sueños, pasiones, que realizan actividades, que para los oyentes podrían resultar inimaginables, como cocinar, andar en moto, dar clases, trabajar en oficinas, ser conductores, padres de familia, amigos… Porque así somos los oyentes, queremos ponerlo todo bajo nuestro criterio extremista y discriminador, porque no somos capaces de reconocer en otro que es diferente a mí, a una persona con las mismas cualidades que yo.

Según datos del INEGI, se calcula que en México 694 mil 451 personas tienen discapacidad auditiva y lo ideal es que por cada persona sorda, haya 10 personas que sepan LSM, es decir, que más de 6 millones de personas deberíamos hablar lengua de señas, al menos en México, lo que corresponde a la población que habita en el Estado de Puebla.

La discapacidad auditiva, es invisible, están ahí, y no hay escuelas que estén lo suficientemente preparadas para tener a una persona que no escucha, no hay maestros preparados para atender a la discapacidad, ni áreas de trabajo donde se puede atender a la diversidad. Los políticos se han enfocado en la inclusión, pero no en la convivencia, ni siquiera nosotros sabemos qué hacer cuando nos enfrentamos a la discapacidad, porque hemos perdido la empatía.

El movimiento de la comunidad Sorda en Puebla, está haciendo un esfuerzo enorme por ser visible, por salir a las calles, porque sean vistos e incluidos, es urgente la necesidad que tenemos todos los oyentes de cambiar nuestras ideas, romper nuestros paradigmas y entender que la discapacidad auditiva no disminuye a la persona, ni mucho menos la capacidad de realizar cualquier actividad tal cual la haríamos los oyentes.

La intérprete en la clase del sábado nos dijo que están haciendo el esfuerzo por ser reconocidos como personas que tienen una lengua minoritaria, como los indígenas que hablan náhuatl o zapoteco. Estoy convencida de que el día que entendamos que la Lengua de Señas Mexicana es otro idioma para sordos y oyentes, haríamos que la situación cambiara en el país y quizá en el planeta, vivamos el silencio, saber que el mundo es mucho más de lo que hemos visto siempre y que nuestra visión es tan corta, que nos estamos perdiendo de personas increíbles que tienen experiencias y mil cosas que decir.

Los textos publicados en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a y no necesariamente reflejan la línea editorial de Manatí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s