El camino de la incertidumbre

Por Daniel Arias 

La actual caravana migrante que atraviesa el país con el objetivo de alcanzar un sueño americano, o los rezagos que quedan de él, ha puesto en evidencia un fenómeno antiquísimo que previo a este año ocupaba un lugar prácticamente nulo en el debate político.

Esta falta de visibilidad era el principal motor para la sistemática violación de los derechos humanos por parte de grupos criminales e incluso de las propias fuerzas del Estado, sin embargo, el fenómeno migratorio no es cuestión de la actualidad; es un proceso inherente al ser humano que lo ha acompañado desde antes de que el Homo sapiens fuera eso.

Esto no parece importar demasiado para ciertos sectores de la sociedad que se han levantado en defensa del “territorio nacional” y la “legalidad”, evidentes máscaras que ocultan detrás una xenofobia al parecer sin precedentes en México, la cual no es más que el miedo a lo desconocid.

Tal parece que en cada uno de los centroamericanos que huyen de la precariedad de sus países ciertos mexicano ven a Meursault, el icónico personaje de Albert Camus protagonista de su obra “El extranjero”. El centroamericano era invisible para México hasta 2017, a pesar de que convivía entre nosotros sin que nos percatáramos, pero en cuanto los medios de comunicación apuntan sus cámaras hacía la frontera sur, el centroamericano se hace evidente y el mexicano no lo aprecia con sus semejanzas, sino con su diferencias y lo condenan por ellas, negándoles simbólicamente su derecho al libre tránsito, del que irónicamente gozan las mercancías.

El discurso en esta ocasión parece emanar tanto de las instituciones como de la sociedad misma, que condena a los migrantes por su ingreso a un país de paso. Toda esta narrativa se enviste con un aura de legalidad y no de humanidad, pues debemos  recordar que las leyes, históricamente, no han sido más que una normativa de perpetuación de estatus quo.  Tan solo hace un par de siglos el derecho a tener esclavos y explotarlos estaba estipulado en las leyes de diversas naciones.

Por otro lado debemos tomar en cuenta que toda actitud xenófoba tiene su justificación en un sentimiento de nacionalismo absurdo y es aquí donde debemos de recordar un aspecto fundamental de nuestra historia ¿Qué es México? Un país inexistente hasta después de la independencia en 1821, que, hay que decirlo, encerró a la fuerza dentro de fronteras artificiales a un conjunto de naciones con grandes diferencias culturales que hasta la actualidad cuentan con muy poca representatividad política y económica.

Entonces, México, no es un país meramente contractualista y homogéneo, al contrario, es un país diverso cuyos orígenes son violentos, un sacrificio de sangre para Leviatán.

Si bien, la riqueza mexicana se encuentra en su heterogeneidad, no debemos ser hipócritas, tenemos que aceptar que nuestra identidad nacional continúa forjándose y que esta encuentra sus fortalezas en el propio mestizaje, producto de siglos de migraciones.  Tanto Octavio Paz como José Vasconcelos coinciden en el hecho de que el mexicano debe de encontrarse en el mestizo y no en la pureza de razas. En nosotros hay un poco de lo mejor y de lo peor de diferentes sociedades, no podemos caer en el error antónimo de catalogar a todo como negro o blanco pues nada en la cultura lo es. De pretender alcanzar al tipo ideal la especie humana tendrá como único puerto seguro la frustración de no saber quién es.

A lo largo de la historia de este territorio, han existido ciertas migraciones que han revolucionado a la historia misma de la región, siendo la más popular la llegada española al mal llamado nuevo mundo, sin reparar en las maldiciones y bendiciones que junto a ellos llegaron. Es innegable que es parte de nosotros, sin embargo, previo a la colonia española han existido ciertos momentos importantes, como la continua migración y mestizaje del mundo mesoamericano, dando como resultado una combinación cultural preciosa y que se manifiesta principalmente en la arquitectura de las diferentes civilizaciones que habitaron en el actual territorio mexicano.

Otro éxodo migratorio es el que se dio durante la guerra civil española que terminó con el ascenso de Francisco Franco en 1939 al poder y junto con él el exilio político de diversos personajes, principalmente intelectuales perseguidos a los que México acogió. Esta migración alentó como nunca antes la cultura e investigación mexicana, es durante esta época que se funda el Colegio de México.

Al día de hoy se han desenvainado comentarios políticos sin fundamento real alguno, basados puramente en percepción subjetiva en ocasiones ignorante de las realidades ajenas.

Los migrantes centroamericanos no caminan por gusto, lo hacen por necesidad y obligados, con la esperanza de alcanzar una mejor calidad de vida para ellos y sus familias. Es difícil empatizar con situaciones de las que prácticamente no tenemos conocimiento alguno y es en esta ignorancia en donde los prejuicios demandan su territorio juicios a priori carentes de información y contexto, basados principalmente en aspectos negativos y generales. De esta forma al centroamericano se le juzga como delincuente, incompetente, flojo y conformista, cuando la realidad es que huyen de la delincuencia de sus propios países, sin mencionar la inestabilidad política, la carencia de oportunidades y la economía colapsada de los mismos.

Su paso por México es temporal, su estancia en Estados Unidos depende del carácter voluble del presidente Trump y el sistema de justicia de los Estados Unidos. Las instituciones y organismos internacionales y nacionales que velan por los derechos humanos están a prueba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s