Son campeonas

Por Jessica Badillo / @masqueunahincha

El fin de semana pasado, la selección femenil Sub 17 se quedó con el subcampeonato en la final del Mundial de su categoría que se celebró en Uruguay. Luego de pases históricos a la semifinal y a la final, México no pudo vencer a su similar de España en uno de los partidos más emocionantes de la temporada.

La sub 17 femenil llegó hasta la final contra todos los pronósticos y cuando digo eso, me refiero no solo a lo deportivo sino a todo el contexto que se vive en torno a las mujeres en el futbol mexicano.

Históricamente el futbol femenil ha tenido menor apoyo que el varonil y eso ocurre tanto en los equipos como en las selecciones.

Con varias jugadoras que actualmente militan en la Liga MX femenil, la sub 17 mexicana llegó como una de las favoritas al torneo celebrado en noviembre y diciembre en Uruguay, pero también el Mundial llegó como una de las pruebas más grandes, tanto para la Liga femenil, como para el proceso de selecciones nacionales, ya que por primera vez se tenía la certeza de que existían elementos que pudieran hacer que este grupo llegara lejos.

Nadie pensó que pasarían a la semifinal y lo lograron, nadie pensó que podían vencer a Canadá que es potencia en el futbol femenil pero lo hicieron y así, con esa motivación llegaron a la final, con todo en contra.

Pero, ¿qué significa tener todo en contra? Tal vez el hecho de que México es uno de los lugares más peligrosos para ser mujer ya que contamos con un alto índice de violencia de todo tipo hacia nosotras. O tal vez el hecho de que tristemente aún quedan personas que piensan que el futbol es solo para hombres y desmotivan a las chicas que quieren dedicarse a eso. O tal vez que por mucho avance que se haya hecho las diferencias salariales en las ligas varonil y femenil es algo que existe y que pone en riesgo la continuidad de muchas chicas.

Por eso el título de esta columna: son campeonas. Porque lograron lo que nadie pensó que lograrían; porque teniendo todo en contra se atrevieron a hacerlo; porque no dudaron de su capacidad y se plantaron ante potencias mundiales y les dieron competencia; porque teniendo todo en contra, ustedes se están atreviendo a seguir su sueño y lo están logrando; porque tal vez no regresan a casa con un trofeo pero regresan a un México que sabe que niñas menores de 17 años pueden llegar más lejos que hombres que llevan toda su carrera intentándolo; porque contribuyeron a abrir la conversación sobre el futbol femenil y porque nos demostraron a todos que con un poco de confianza se puede llegar muy lejos.

Ahora le toca a la Federación cuidar el proceso de cada jugadora y asegurar que sigan cada etapa sin perderlas de vista como muchas veces sucede con los chicos prodigio que surgen en algún mundial inferior y que se pierden en el camino.

México tiene en sus manos una generación dorada que, si la cuidan, nos va a llevar muy lejos. Este año nos quedamos sin el pase al mundial mayor femenil y muchos pensaron que todo estaba perdido. Pero llegaron unas niñas y alzaron la mano, pusieron el nombre de México en alto y nos recordaron que el fútbol femenil apenas está por mostrar su máximo potencial.

Ustedes son campeonas y que nadie les diga lo contrario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s