Esto podría ser un chiste

Por Mario Galeana / @MarioGaleana_

Esto podría ser un chiste si no fuera sumamente penoso. Un hombre registró a Luis Arturo Villar Sudek en la lista de personas que el Congreso de Puebla analiza para presidir el gobierno de manera provisional tras la muerte de la gobernadora Martha Érika Alonso. A Luis Arturo se le conoce más —y sencillamente— como Luisito Comunica, creador de un canal en Youtube con casi 21 millones de seguidores: tres veces más que la población del estado.

Entrar a la lista no fue muy difícil. No lo es. Basta con que alguien se presente ante el Congreso, escriba en tres líneas por qué usted o yo o cualquiera debe ser considerado para el cargo, y ya está: un grupo de diputados recibirá la propuesta y decidirá quizá en una semana quién debe ser gobernador. Hasta el cierre de esta columna —una tarde lluviosa de sábado— en la lista habían 31 nombres: políticos de izquierda, políticos de derecha, activistas, académicos, exfuncionarios, auténticos desconocidos y un youtuber.

Eso, todo eso que ocurrió después, podría ser un chiste si no fuera sumamente penoso. La noticia estalló muy rápido entre los medios —¡miren todos, registraron a un youtuber para ser gobernador!— y a cada nuevo titular publicado —¡miren todos, un youtuber podría ser gobernador!— sobrevino una nueva deformación de los hechos: —¡miren todos, un youtuber quiere ser gobernador!—.

En casi todas las notas había un tono que pretendía ser mordaz o sarcástico o provocador o. Y había, sobre todo, versiones encontradas: unos decían que el mismo Luis Arturo se había presentado ante el Congreso; otros, que el registro había sido promovido por chicos de su club de fans; el periodista Rodolfo Ruiz, director del portal e-consulta, dijo que el registro había sido una “broma” del director del Instituto de Investigaciones Legislativas del mismo Congreso, Ignacio Alejandro Molina Huerta; y los menos, que en todo caso la solicitud era inútil porque la Constitución dice que el cargo sólo puede recaer en una persona con 30 años cumplidos, y él sólo tiene 27.

Luis Arturo supo que quería ser gobernador igual que todos: por los medios. Al principio jugó con la idea y desde su cuenta de Twitter reunió los encabezados de algunos portales de noticias en un tuit, y escribió: “Espero que voten por mí”. Pero un par de días después subió un video a su canal en YouTube para aclarar que nunca se había registrado como aspirante a gobernador y que no tenía intenciones de hacerlo. Mostró algunos de los medios “serios” que habían tergiversado los hechos —Proceso, El Financiero, RT, Forbes— y dijo que todo esto era, por si faltara, una “muestra más de que la gente cree todo lo que lee en los encabezados”.

Los medios podrán decir que todo es culpa de la política: que si se considera que hay ex futbolistas que hoy gobiernan, ex actores que hoy legislan y un montón de ex cualquiercosa que hoy ocupan cargos públicos, ¿por qué no podría ser verdad que un youtuber busque ser gobernador interino de un estado?

Los políticos podrán decir que todo es culpa de los medios: que el desencanto sobre sus instituciones se debe, en buena medida, a la frivolidad con la que se escribe sobre ellas.

Y otros, como Ignacio Alejandro Molina Huerta, podrán olvidar que hay más 6 de millones de ciudadanos sin gobierno y decir que sólo ha sido una broma.

Que esto podría ser, incluso, un chiste.

Los textos publicados en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a y no necesariamente reflejan la línea editorial de Manatí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s