Puebla ¿Ciudad Incluyente?

Por Renata Bermúdez / @renbyh

Recuerdo cuando Claudia Rivera Vivanco tomó protesta como presidenta municipal. Gracias a Twitter supe que estuvo acompañada de un intérprete de Lengua de Señas Mexicana (LSM), me sentí emocionada e ilusionada, ya que un mes antes, en Oaxaca, durante el Grito de Independencia el gobernador había tenido también un intérprete.

Claudia presentó su proyecto bajo el lema Ciudad Incluyente, y con esa acción parecía que la capital caminaría con el objetivo de romper paradigmas y apostar por la verdadera inclusión de las personas con discapacidad, sin embargo todo parece quedarse en el discurso.

Hace algunos días pasé por la oficina de Atención a Turistas, afuera se presume con una placa ser un espacio accesible, ya que en esta se observan símbolos que representan discapacidad; decidí entrar y preguntar en LSM por una dirección para comprobar cuán incluyentes están siendo.

En el lugar existen barreras arquitectónicas, la única puerta de cristal es muy pesada, además se abre hacia adentro. También hay un pequeño escalón por lo que una persona que usa silla de ruedas entra con dificultad. Muy cerca de la puerta hay una araña con publicidad, en otras palabras, una barrera más.

También hay barreras lingüísticas, pues al acercarme a preguntar por la dirección en señas, nadie pudo atenderme. Dos chicas me miraron como si fuera de otro planeta. No sabían que hacer, otra persona me habló en español, no me miró a los ojos, trató de indicarme la dirección rayando el mapa. Ninguno salió de su caja para atender a una persona “diferente“, no hubo inclusión ni accesibilidad.

Este es el pan nuestro de cada día para las personas con discapacidad, se lee y se dice muy bonito: lugar accesible, pero es la mayor mentira social, no habrá zonas accesibles mientras existan barreras lingüísticas, arquitectónicas y las peores: barreras sociales, creer que por tener una discapacidad la persona no puede hacer las mismas cosas, entrar a los mismos sitios o poseer información.

¿Cuál es nuestra tarea? Como ciudadanos informarnos, no podemos dejarle todo a “papá gobierno“, pues lo está haciendo mal, pero si unimos esfuerzos y generamos conciencia, poco a poco las barreras disminuirán y dejaremos de hablar de inclusión, para darle paso a la convivencia.

Por cierto, parece que ni siquiera el gobierno federal apuesta verdaderamente por la inclusión, ya que el Consejo Nacional para el Desarrollo e Inclusión de las Personas con Discapacidad (CONADIS), se mantiene acéfalo desde hace más de 80 días, y ni la revolución tuitera ha hecho que volteen a ver las necesidades reales de la comunidad con discapacidad en todo México.

#LadisCAPACIDADnosUne.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s