Manatí

Cadena de anomalías rodea investigación del feminicidio de María de los Ángeles Reyes

CARLOS GALEANA | @CarlosGaleanaB

La Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) obtuvo una orden de aprehensión contra el probable feminicida de la profesora María de los Ángeles Reyes dos semanas después de que se cometiera el delito, y tras una intensa presión por parte de familiares y organizaciones civiles.

Hasta ahora, el presunto feminicida no ha sido detenido y el órgano de procuración de justicia no ha informado sobre los avances en la investigación del crimen.

«Desde el 16 de junio tenemos la orden de aprehensión, el feminicida de María de los Ángeles Reyes Silverio va a caer», informó en su cuenta de Twitter Javier Santiago, sobrino de la docente.

Mediante una entrevista publicada en Lado B, el familiar añadió que al ver el actuar de las autoridades teme un carpetazo a la investigación.

Desde el 30 de mayo, día en el que la maestra fue encontrada sin vida en Acatlán de Osorio con señales de golpes y heridas en el cuerpo, la familia de la víctima reportó anomalías en el caso, las cuales también fueron denunciadas en el Congreso de la Unión.

A casi un mes del feminicidio, el diputado federal del Grupo Parlamentario de Morena, David Orihuela presentó un punto de acuerdo para exigir a la FGE la resolución del caso mediante «una investigación exhaustiva, eficiente, profesional, imparcial, pronta y expedita».

El legislador incluso hizo un llamado para ordenar a la brevedad prisión preventiva oficiosa contra el principal sospechoso del feminicidio.

En el caso de María de los Ángeles, desde el inicio de las investigaciones las autoridades tuvieron conocimiento del nombre del principal sospechoso del feminicidio, quien hoy se encuentra prófugo y en contra de quien no se ha dictado ninguna orden de prisión preventiva oficiosa”, señala el punto de acuerdo.

Por otra parte, familiares de la docente, que también era madre de dos hijos, confirmaron que les fueron asignados dos asesores jurídicos de la Comisión Estatal de Atención a Víctimas.

Sin embargo, reiteraron que la Dirección de Seguridad Pública de Izúcar de Matamoros, lugar donde residía la víctima, no estaba cumpliendo con la vigilancia al domicilio de la familia directa, una medida cautelar para evitar cualquier tipo de agresión del presunto feminicida.

Desde el 8 de abril del año pasado, la Secretaría de Gobernación decretó Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) en 50 municipios del estado, entre ellos Acatlán de Osorio e Izúcar de Matamoros.

Entre las obligaciones establecidas en esta resolución se encuentra «promover el derecho a la justicia pronta, expedita e imparcial; la prestación de servicios jurídicos, médicos, psicológicos especializados y gratuitos, además de la rehabilitación y la reparación del año de las víctimas».

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en Puebla de enero a mayo del 2020 se abrieron 28 carpetas de investigación por feminicidio.

Comenta al respecto