Manatí

Fallece en Puebla uno de cada 10 reos contagiados de Covid-19

LUIS SORIANO | @LuisSorianotz

A lo largo de dos meses, Puebla se ha ubicado como uno de los estados del país con más contagios de covid-19 entre población carcelaria.

El más reciente monitoreo nacional en centros penitenciarios de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) indica que en Puebla hay 219 contagios por covid-19, lo que representa el 11.9% de todos los casos detectados en las cárceles del país.

Puebla también ocupa el segundo lugar en decesos, con 26 de las 171 muertes causadas por el virus en las cárceles de México.

El primer estado del país con más contagios es la Ciudad de México, al acumular mil 41 casos de reos infectados, 185 casos “sospechosos” y 54 muertes.

De acuerdo con datos proporcionados por el secretario de Gobernación del estado, David Méndez Márquez, hasta el miércoles 22 de julio había 112 reos contagiados. El 95% se encuentran en el Centro de Internamiento Especializado para Adolescentes (CIEPA) y el resto está hospitalizado.

Alertan por carencia de insumos y hacinamiento

A principios de junio, la CNDH alertó que algunos centros penitenciarios del estado no contaban con insumos para hacer frente a la pandemia.

Por ejemplo, la cárcel de San Miguel, ubicada en la capital del estado, registraba hasta hace unas semanas a 19 internos contagiados que, sin embargo, no contaban con equipo de protección, se encontraban hacinados, o bien, “deambulando libremente” por el área de ingreso al inmueble.

Ante el alto grado de hacinamiento en la mayoría de las cárceles estatales, desde junio el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría SJ. (IDHIE) de la Universidad Iberoamericana Puebla pidió al gobierno del estado medidas urgentes para prevenir la propagación del virus en los centros penitenciarios.

Entre estas propuso un programa de “despresurización penitenciaria” para aplicar indulto o amnistía a algunos presos, así como un proyecto de salud que asegure el tratamiento médico de calidad para personas diagnosticadas por covid-19.

El gobierno del estado inició con un plan de despresurización hasta el 15 de julio pasado, es decir, tres semanas después de la primera muerte de un reo en Puebla.

Aquel día, en una conferencia de prensa realizada por la mañana, el secretario de Gobernación dijo que al menos 89 personas privadas de su libertad por un delito menor podrían recibir un indulto.

Desde entonces, sólo una persona ha sido liberada.  

¡No te vayas! También te puede interesar esto: El virus recorre las cárceles del estado de Puebla

Comenta al respecto