La última batalla del rector Alfonso Esparza

 La última batalla del rector Alfonso Esparza

MARIO GALEANA | @MarioGaleana_

En su último año como rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz convocó a cerrar filas en torno a la autonomía universitaria, en una clara alusión a la disputa política que libra con el gobernador Miguel Barbosa Huerta, y prometió que no intervendrá en las elecciones que habrán de realizarse en septiembre del 2021 para elegir a su sucesor.

En sus siete años al frente de la Rectoría de la universidad más importante del estado, Esparza Ortiz nunca lanzó un discurso tan incendiario como el del mediodía de este domingo 4 de octubre, en el que, sin aludirlo directamente, acusó al gobernador de atentar contra la autonomía de los poderes del Estado.

Cuidado: que nadie crea en falsas promesas, que nadie crea al que se oculta y miente, que nadie crea al que manipula y se entromete, que nadie crea que puede salir algo bueno de donde emana todo lo malo, que nadie atente en contra de lo que hemos ahorrado y se ha mantenido intocable”, lanzó en un mensaje transmitido en vivo a través de Facebook.

La relación entre un rector de la BUAP y un gobernador del estado no había estado tan tensa en décadas. Ni siquiera durante el morenovallismo, a pesar de que, en su momento, Esparza Ortiz criticó el aumento de feminicidios en el estado.

Para entender mejor: La marcha sin fin: el movimiento universitario hace historia en Puebla

En sus dos campañas por la gubernatura, Barbosa Huerta acudió al Consejo Universitario y prometió que no intervendría en la vida universitaria. Pero la promesa se disipó bastante rápido y ahora, sin miramientos, cataloga públicamente al rector como uno más de sus opositores: una lista que cada día suma nuevos integrantes.

En octubre de 2019, el gobernador instó a Esparza Ortiz a transparentar el uso de recursos ejercidos en la operación del equipo de futbol Lobos BUAP, un alegato que más tarde utilizó para apuntalar una fiscalización especial a la universidad a través de la Auditoría Superior del Estado (ASE) y hasta la posibilidad de instaurar un órgano de control dependiente del Congreso del estado.

Aunque hasta ahora las transacciones que derivaron en la pérdida del equipo Lobos BUAP no han sido clarificadas, Esparza Ortiz anunció este domingo que recurrirá a las instancias jurisdiccionales federales para recuperar el control del equipo Lobos BUAP, dado que en Puebla “la justicia se encuentra al capricho de una sola persona”, un dardo directo al ocupante de Casa Aguayo.

Y luego, en el contexto de su sucesión en la Rectoría de la BUAP, adelantó que “los únicos con derecho para decidir sobre el futuro de la universidad son las y los universitarios».

“Ante las descalificaciones hay algo que nos une; ante la corrupción y los intentos de acabar la separación de Poderes, algo nos une: la autonomía universitaria. Demostremos que nos mantendremos unidos ante cualquier intento de omisión y embate, jamás nos someteremos a los grupos que han sido desterrados y que han anhelado el control de la universidad”, señaló.

Fotografía de portada: BUAP.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *