Manatí

Barbosa: una retahíla constante de agresiones a la prensa

MARIO GALEANA @MarioGaleana_ | DENISSE MEZA @DenMeza

En su breve lapso en funciones, el gobierno de Miguel Barbosa Huerta ha incurrido en acoso judicial contra medios de comunicación y reiteradamente ha agredido de forma verbal a distintos periodistas durante las conferencias matutinas que realiza de lunes a viernes.

Sólo este año, la Red Puebla de Periodistas ha registrado cuando menos ocho descalificaciones a reporteros y medios a los que el mandatario interpela, en ocasiones, de forma soez; y en otras, demeritando su trabajo periodístico.

El incidente más reciente sucedió el 12 de octubre, cuando el mandatario se refirió a Héctor Llorame, reportero de política en el portal e-consulta, de forma despectiva.

Desde su conferencia de prensa, Barbosa Huerta acusó al reportero de mostrar un “nivel pueblerino” y calificó a e-consulta como un “pasquín electrónico”.

“Yo soy un niño y un hombre de pueblo, en el aspecto de decir que no muestran más que el nivelito pueblerino esos periodistas que hacen eso. (…) Un reportero de nombre ‘Llorón… Llorame’, de ese pasquín electrónico que es e-consulta, dirigido por el mismo de siempre, que desde que empezamos el gobierno nos ataca todos los días. Y ¿qué ha logrado? Nada. Ahí que siga haciéndolo; está fanatizado ese señor”, expresó.

De hecho, el portal e-consulta, el diario El Popular y el portal Datamos recibieron cuatro demandas por daño moral a principios de año por replicar las columnas de Ruiz en donde se alude a distintos funcionarios estatales y al presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Gabriel Biestro Medinilla.

Los funcionarios que promovieron las demandas exigieron, en compensación, 5 millones de pesos para reparar el supuesto daño causado a su imagen, lo que a decir de la organización Artículo 19 representan actos “desproporcionales” y “sumamente restrictivos” que inhiben la libertad de expresión para cualquiera que mantenga una postura crítica frente al gobierno del estado.

Las conferencias, un mecanismo de golpeteo

En la conferencia del 12 de octubre, Barbosa Huerta aseguró, sin pruebas, que hay reporteros que se “rentan para golpear a una de las partes en un conflicto determinado” y en sus preguntas lanzan “el ataque”.

Esta no es la primera vez que Barbosa lanza acusaciones de ese tipo, ya que el 1 de septiembre señaló que delincuentes “dictan” línea a algunos reporteros de nota roja sobre lo que deben escribir en temas de seguridad para influir en la toma de decisiones.

“Yo me entero de todo y valoramos todo. Cualquier nota descabellada, yo sé que hay reporteros de nota roja, que hablan con delincuentes y quienes les piden escribir tal cosa para influir en determinadas decisiones”, dijo.

En los meses anteriores, el gobernador ya había recibido exhortos por parte de organizaciones como la Red Puebla de Periodistas y Artículo 19 para frenar los ataques constantes hacia los reporteros, a quienes, incluso, les ha pedido no cuestionar sobre ciertos temas.

Como el caso de Ilse Contreras, de Publimetro, quien cuestionó en la conferencia de prensa matutina sobre el registro de mujeres desaparecidas en la entidad. Barbosa Huerta interpeló de forma violenta a la reportera preguntándole si conocía, en contraparte, el número de mujeres localizadas.

Después, la reportera Saraí Mancilla, de MegaNoticias Puebla, cuestionó sobre una denuncia de despidos injustificados en la Secretaría de Educación Pública (SEP), a lo que el mandatario respondió, de forma irónica, que eran “preguntas muy atrevidas” y preguntando si la reportera era “procuradora del trabajo”.

A esta agresión le sucede una más: tras las descalificaciones en la conferencia de prensa, también deben resistir el linchamiento en redes, donde reciben ataques de cuentas falsas, con idénticos mensajes de respaldo al gobierno del estado, y que tratan, sobre todo, de vulnerar la imagen de los periodistas.

En su último diagnóstico, la Red Puebla de Periodistas puntualizó que existe una ausencia de réplica por parte de los reporteros durante las conferencias de prensa transmitidas por internet, una medida adoptada desde la contingencia sanitaria.

Puebla, según la organización Artículo 19, es el segundo lugar a nivel nacional con más ataques hacia periodistas; hasta ahora se han emitido siete alertas vinculadas a agresiones contra comunicadores hechas por funcionarios públicos poblanos, entre ellos el gobernador.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Puebla pasa del décimo al segundo lugar con más ataques hacia la prensa

Comenta al respecto

Advertisement