Retienen a personas en estaciones migratorias en Puebla a pesar de riesgo por covid-19

 Retienen a personas en estaciones migratorias en Puebla a pesar de riesgo por covid-19

La CDH de Puebla también dijo que debido a la pandemia por covid, el desplazamiento de migrantes disminuyó considerablemente.

CARLOS GALEANA | @CarlosGaleanaB

Autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) en Puebla retuvieron a por lo menos 101 migrantes durante el segundo semestre de 2020, a pesar del riesgo de contagio por covid-19 en las estaciones migratorias.

De acuerdo con el informe de actividades 2020 de la Comisión de Derechos Humanos de Puebla (CDH), durante este periodo personal del órgano realizó 46 entrevistas a personas detenidas en la Delegación Puebla del INM y en la Casa del Adolescente Migrante, sin embargo, ninguna pidió levantar alguna queja por presuntas violaciones a sus derechos. 

TE PUEDE INTERESAR: Crimen, fuerzas armadas y pandemia provocan que migrantes cambien de ruta en Puebla

A finales de abril del año pasado, la Secretaría de Gobernación (Segob) confirmó que se había ordenado al INM que las estaciones migratorias en las que se retiene a las personas en situación migratoria irregular fueran desalojadas con el fin de evitar contagios de covid-19 tras la presión de organismos internacionales.

Sin embargo, el informe de la CDH constata que las estaciones siguieron utilizándose. Octubre fue el mes con más detenciones de migrantes, al contabilizarse 74. El 6 de ese mes se reportó en medios de comunicación que al menos 55 migrantes provenientes de Centroamérica, entre ellos dos menores de edad,  fueron retenidos en Chalchicomula de Sesma.

Autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) en Puebla retuvieron a por lo menos 101 migrantes durante el segundo semestre de 2020

Organizaciones exigieron desalojo de estaciones migratorias

En abril del año pasado, la organización Human Rights Watch exigió a las autoridades mexicanas a «cumplir con su obligación jurídica internacional de liberar de inmediato a los migrantes si ya no pueden ser deportados a su país de origen o si se encuentran en detención arbitraria». 

Tres meses después, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) urgió a los Estados a «liberar a todos los refugiados y solicitantes de asilo que están detenidos ilegal y arbitrariamente y que sufren un riesgo elevado de contagiarse de COVID-19».

Para Gustavo Rodríguez, coordinador diocesano de la Pastoral de Movilidad Humana y Migración de la Arquidiócesis de Puebla, además de la contingencia sanitaria, la ruta migratoria en el estado ha sufrido modificaciones debido a las amenazas del crimen organizado y a los constantes operativos de autoridades migratorias.

A diferencia de otros años, a partir de la contingencia sanitaria muchas personas migrantes evitan transitar o permanecer el menor tiempo posible en la capital.

Los pocos que pasan por la ciudad han sido atrapados por el crimen organizado en la central camionera, en mercados y en otros lados. Están más propensos a ser extorsionados que a dejarlos pasar hacia el norte”, dijo  Rodríguez durante una entrevista para Manatí publicada en febrero de este año.

Asimismo, la CDH refirió que debido a la pandemia, el desplazamiento de migrantes disminuyó considerablemente.

«En el año que se informa fue distinto debido a la pandemia derivada por el COVID-19, ya que el desplazamiento por el Estado disminuyó considerablemente; el Estado de Puebla es una entidad en la que confluyen las cuatro dimensiones de la migración: origen, destino, tránsito y retorno de migrantes, sin embargo, y dada la búsqueda de nuevas rutas por parte de los migrantes centroamericanos, nuestra entidad es hoy por hoy un lugar de tránsito de migrantes».

TE PUEDE INTERESAR:Todos somos migrantes en esta tierra

Artículos relacionados

Leave a Reply