La ciclovía de moda ¿y ahora?

 La ciclovía de moda ¿y ahora?

Comencemos por aceptar que sí hay un error de diseño, pero no por eso vamos a cancelar todas las ciclovías, ni dejar de andar en bici o respetar a quienes pedalean.

ARMANDO AMARO PALAFOX | @armandoamaro_

Ya nos reímos, pongámonos serios.

Por ahí de los últimos días de marzo se empezaron a compartir en Twitter, unos videos en los que gente tropieza con infraestructura ciclista en Puebla, y cae al suelo en su intento de cruzar la calle. Al principio se compartían sólo entre poblanos, quienes rápidamente ubicaron la esquina en la que sucedían estos incidentes que parecerían provocados por la distracción de los transeúntes. Por otro lado, los medios locales no tardaron en aprovechar el momento y lanzaron “grandes notas periodísticas”, entrecomillado no a manera de cita, claramente; en las que mencionan a la ahora ex alcaldesa Claudia Rivera como responsable, y con cabezas sensacionalistas como “La ciclovía de la muerte” o “La ciclovía maldita”, esas sí son citas. Por ello hubo quien rápidamente señaló este acto de difusión, como un golpe político. Y aunque no dudo de ello, en ese tema no entraré.

Los videos fueron tomados de la cuenta de TikTok @samcarp222, usuario que tiene acceso a las cámaras de seguridad del restaurante El Balcón, ubicado en la esquina que forman las calles 7 Sur y 13 Poniente poblanas. Pero la sensación de estas ciclovías, llegaron semana y media después, cuando se hizo viral el pequeño reportaje subido a Twitter el 1 de abril por el noticiero nacional Telediario, en el que presentaron los videos del usuario de TikTok.

Dicho reportaje se convirtió en una opinión, como suele pasar gracias a los presentadores de noticias, cuando Liliana Sosa y David Medrano encargados del noticiario, explicaron desde la ignorancia que la culpa era de los peatones al no cruzar por las cebras peatonales y además se aventuraron a decir que la infraestructura “está donde tiene que estar”.

Ahora, estas opiniones no son sólo de ellos, de comentarios similares está repleta Twitter, culpar a los que se disponían a cruzar la calle es lo más común en dicha red social, que si por no caminar por el espacio que está destinado para ello, que si por no levantar los pies, o no fijarse por dónde caminan, o peor y aún más simplista y ofensivo, por estupidez de quienes terminaron en el suelo. 

TE PUEDE INTERESAR: ¡Lánzate a las ciclovías! Aquí una guía para comprar tu primera bicicleta

Hay además otras opiniones supuestamente más sesudas y críticas, que señalan a la infraestructura ciclista como la culpable, pero nuevamente desde el desconocimiento, muchas de las personas que lo hacen levantan el dedo contra la antes presidenta municipal, pero no explican por qué la ciclovía fuese responsable.

Cualquiera de las dos ideas son sencillas y carecen de empatía y conocimiento, y ahí les va el por qué creo esto que digo.

Para empezar, quienes caminan son los y las usuarias más vulnerables en la calle, eso no hay manera de discutirlo. La otra es que el espacio “designado para el peatón” -no es cita- es en la vialidad el que abarca menos espacio, de eso tal vez no somos tan conscientes, pero con esta ilustración del artista sueco Karl Jilg se ilustra bastante bien.

Imagen ilustrativa sobre peatones y cicovías
Comencemos por aceptar que sí hay un error de diseño, pero no por eso vamos a cancelar todas las ciclovías, ni dejar de andar en bici o respetar a quienes pedalean.

En los videos varias personas, si no es que todas, inician su camino para cruzar la calle con prisa, viendo hacia el lugar de donde se acercan los automóviles, y es que cualquier peatón lo sabe, al caminar tiene que cuidarse de automovilistas, conductores de transporte público, ciclistas, postes, hoyos en la calle y en la banqueta, botes de basura, jardineras, letreros, y un montón de cosas más. Entonces, además del poco espacio que se supone tenemos las y los peatones, resulta que éste y el demás espacio es sumamente agresivo y hay que estar a la defensiva todo el tiempo, en donde obviamente los vehículos automotores son el riesgo mayor, por eso al cruzar la prioridad de mirada la tienen los autos y no lo que hay en la calle. Así, decir que el error está en quienes caminan por no cruzar por la esquina, es brutalmente insensible. Especialmente cuando más de una persona ha caído ahí. 

El problema entonces, es de diseño en la infraestructura ciclista. Y aquí hay una aclaración que vale la pena hacer porque hubo mucha gente que se sintió personalmente atacada, quienes andamos en bici principalmente. Así que comencemos por aceptar que sí hay un error de diseño, pero no por eso vamos a cancelar todas las ciclovías, ni dejar de andar en bici o respetar a quienes pedalean. Mejor, aprovechemos para señalar lo que se puede modificar para hacer más amables las calles. 

TE PUEDE INTERESAR: Estos son tus derechos como peatón

Empecemos modificando la idea de que quienes van caminando deben llegar a la esquina para cruzar la calle. Si hasta ahora ha sido así es porque el diseño urbano fue pensado en los autos, y de eso ya hemos tenido suficiente, que se rediseñen calles para todas las personas. Las y los peatones cruzan por donde les acomode, porque además no estamos considerando a quienes usan muletas, bastón guía, silla de ruedas, etc. para quienes cualquier espacio en la vía pública actual es un peligro. Modifiquemos entonces las velocidades de los automotores, ¿cuántas vialidades que se diseñaron como vías rápidas por estar en la periferia de la entonces mancha urbana, ya no lo son pues ahora la urbanidad les alcanzó? Modifiquemos la infraestructura existente, limpiemos el camino de quienes recorren las calles fuera de los vehículos motorizados, y hagamos de la calle un lugar seguro para esas personas, y por añadidura será segura para todas las demás.

Mientras eso llega, ya nos reímos un poquito.

Meme sobre la ciclovía

Los textos publicados en la sección “Opinión” son responsabilidad del autor/a y no necesariamente reflejan la línea editorial de Manatí

avatar

Armando Amaro Palafox

Ciclista urbano, director de Cicloenvíos mensajería, escritor amateur y poeta slam. Poblano por adopción y peatón por nostalgia pueril.

Artículos relacionados

Leave a Reply