Saúl Huerta, el diputado que usó su poder para intentar acallar el presunto abuso sexual de un adolescente

 Saúl Huerta, el diputado que usó su poder para intentar acallar el presunto abuso sexual de un adolescente

El diputado Saúl Huerta, quien también está en busca de su reelección, fue acusado de agredir sexualmente a un menor de edad.

GUADALUPE JUÁREZ | @lupjmendez

Una llamada al 911. Un adolescente de 15 años que pide ayuda al personal de un hotel en la alcaldía Cuauhtémoc porque una persona ha abusado de él. El chico señala al hombre que lo tocó. El hombre es detenido, pero le amenaza. Dice que goza de fuero, dice que es diputado.

Es la mañana de un miércoles, el miércoles más negro en la vida de ese mismo chico y del diputado federal por el distrito 11 en Puebla, Saúl Huerta Corona, el hombre que presuntamente ha abusado de él.

La noticia ya circula en redes sociales. Los columnistas piden tomar con reserva el rumor de la detención del legislador federal morenista. Hay un par de tuits, la expectativa crece… y su equipo continúa sin emitir algún posicionamiento. 

Pero luego se sabe: lo han liberado. La noticia llega a través de un comunicado de la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México, que consigna que el equipo jurídico del legislador ha acreditado que el hombre tiene fuero constitucional.

En el comunicado, la Fiscalía dice que ha abierto una carpeta de investigación por abuso sexual en contra de un menor de 15 años, que dijo estar ahí por motivos de trabajo, y que las investigaciones continuarán aun sin nadie detenido.

Horas después se sabe que era un adolescente poblano que asistía al diputado federal, que trabajaba con él en su campaña de reelección y que viajó con él bajo la promesa de ascender en el mundo de la política.

Luego cae la tarde. Y en el tablero de votaciones de San Lázaro, en plena la discusión de la Ley de Hidrocarburos, aparece su nombre. Es decir, el nombre de Saúl Huerta Corona. Y ha votado a favor de la ley.

Es decir, unas horas después de haber estado frente a un ministerio público por el presunto abuso sexual de un chico, el hombre ha podido —a distancia, pero ha podido— votar una ley federal. Ese es el poder del fuero.

Ahí, en el Congreso de la Unión, el diputado federal emite un comunicado, palabras que repetirá más tarde en entrevistas con medios locales.

TE PUEDE INTERESAR: El registro de un aspirante a diputado en Puebla destapa un posible caso de abuso infantil

«En un intento de extorsión y chantaje se me acusó falsamente de haber cometido abuso en contra de un menor de edad«, dice ante la prensa, con un tono de voz acartonado. No aleja los ojos de la hoja sino para voltear ocasionalmente al frente.

Para ese momento, el coordinador de la bancada morenista en la Cámara Baja, Ignacio Mier, ya lo ha separado de su función como secretario de la Comisión de Justicia. Y por la noche la dirección de Morena —tanto la estatal como la nacional— se deslindarán de él, pedirán que las investigaciones continúen, y ordenarán (aunque esto no se haga público todavía) que su candidatura sea cancelada.

Pero eso todavía no lo sabe Saúl Huerta. O tal vez sí. Ahora mismo, frente a las cámaras que lo rodean en la conferencia, asegura no haber usado su fuero para ser liberado, sino que señala que las pruebas periciales a «la presunta víctima» evidenciaron que no fue «objeto de ninguna agresión».

E insinúa que «alguien» está detrás de las acusaciones en «circunstancias muy extrañas».

CHECA ESTO: Detienen a diputado federal de Morena por presunto abuso sexual a menor

Ya es de noche. El legislador parece no tener idea de qué hora es cuando responde por enésima vez su teléfono para una entrevista. Repite de nuevo el discurso del intento de extorsión, de las pruebas periciales, de ser inocente.

Son las 22:00 horas. Lo que parecía el fin de un largo miércoles para el legislador morenista sólo se prolonga más. Y en horario estelar.

—Llévelo con un médico, yo no le hice absolutamente nada. Yo le suplico de favor, ayúdeme, me va a destruir— se oye la voz del diputado federal, en una grabación presentada en el noticiero de Ciro Gómez Leyva.

—Mire, yo le pedí ayuda y pensé que era buena persona —responde quien parece ser la madre. Se trata de una conversación telefónica.

—Y soy buena persona… —la interrumpe él.

La madre del menor le recrimina no haber cuidado de su hijo y haberse aprovechado de él. Saúl Huerta le pide verse con ella en el hotel donde se hospeda o donde ella quiera, menos en la delegación.

«Pero llegamos a un acuerdo económico, yo se lo suplico, ¿sí?, yo se lo voy a pagar con creces. No me destruya«, suplica.

La historia de un abuso

Esa misma noche, y luego por la mañana del jueves 22 de abril, en el noticiero de Imagen Televisión, Ciro Gómez Leyva presenta otro fragmento del testimonio del adolescente que acusa al legislador de abuso sexual. 

El adolescente relata que se iban a hospedar la noche del martes en el hotel, el legislador le compró un refresco, lo bebió, le supo amargo, bajó de la camioneta y ya no podía caminar. Entró al hotel y supo que Saúl Huerta ya no había alquilado dos habitaciones, sino sólo una, de cama individual.

Al entrar a la habitación —continúa con el relato— se recostó, sin poder levantarse, vio óomo el diputado federal se metió al baño y salió desnudo. Bajó su pantalón hasta las rodillas y lo tocó, mientras hacía que él tocara su pene. Perdió la conciencia y cuando la recobró, pidió ayuda al personal del hotel, quienes hicieron la llamada al 911.

La noticia sacude el tablero electoral. Y Saúl Huerta Corona pasa al museo nacional de la vergüenza. La oposición exige justicia, y Morena —de forma tibia— pide que las investigaciones sigan su curso.

Por la mañana del jueves, el gobernador Miguel Barbosa Huerta califica los señalamientos como «muy, muy graves» y «hechos bochornosos» que deben ser esclarecidos y de haber responsabilidad, ser sancionados.

Evita pronunciarse si estas acusaciones afectarían a Morena en la jornada electoral en junio de este año, y sólo dice «que los partidos políticos no son responsables del comportamiento o de conductas de sus integrantes individuales».

Artículos relacionados

Leave a Reply