Colectivas y diputadas van, otra vez, por la despenalización del aborto en Puebla

 Colectivas y diputadas van, otra vez, por la despenalización del aborto en Puebla

La despenalización del aborto ha sido aplazada por años en el Congreso de Puebla. A meses de que los diputados dejen el cargo, colectivas y diputadas presentaron dos nuevas iniciativas para cejar la criminalización de las mujeres.

GUADALUPE JUÁREZ | @LupJMendez

A menos de tres meses de que concluya la LX Legislatura, colectivas feministas y las diputadas Rocío García Olmedo y Estefanía Rodríguez Sandoval presentaron de manera conjunta dos nuevas iniciativas para despenalizar el aborto en Puebla.

El Congreso local ha mantenido en la congeladora por dos años la creación de un protocolo de salud propuesto por García Olmedo para garantizar el acceso al aborto legal, seguro y gratuito para todas las mujeres en el estado.

La despenalización del aborto en Puebla ha sido una de las principales demandas de los movimientos feministas en el estado. Fotografía: Daniel Chazari
La despenalización del aborto en Puebla ha sido una de las principales demandas de los movimientos feministas en el estado. Fotografía: Daniel Chazari

Y en la misma situación se ha mantenido la iniciativa que Rodríguez Sandoval promovió a finales del año pasado para no criminalizar a las mujeres por el derecho a decidir.

 Ahora, las dos han presentado dos iniciativas que reúnen las principales propuestas realizadas durante el parlamento abierto sobre aborto, convocado por el Congreso después de que un grupo de colectivas tomaran la sede legislativa de manera pacífica.

Te interesa leer: ¿Para qué sirvió el parlamento abierto sobre despenalización del aborto en Puebla?

Las dos iniciativas para la despenalización del aborto antes de las 12 semanas de gestación ingresaron este miércoles 16 de junio al Congreso de Puebla y fueron turnadas a comisiones de Salud y Procuración y Administración de Justicia.

Una reforma 10 artículos de la Ley Estatal de Salud, entre los que se encuentran temas como el garantizar el derecho a decidir sobre el ejercicio de maternidades y que el gobierno estatal deba prestar servicios de educación sexual, salud sexual, reproductiva, planificación familiar y de interrupción legal del embarazo, considerado un servicio básico de salud.

La despenalización del aborto en Puebla ha sido una de las principales demandas de los movimientos feministas en el estado. Fotografía: Daniel Chazari
Protestas simbólicas, marchas, performances, tomas pacíficas, conversatorios y diálogos han sido algunas de las actividades que colectivas feministas han realizado para presionar al Congreso en el tema de la despenalización del aborto. Fotografía: Daniel Chazari | @dannychazari

En la reforma se plantea que en la atención a la educación sexual, salud sexual, reproductiva y de planificación familiar se deben de aplicar programas integrales dirigidos a adolescentes y jóvenes, además de asesoramiento y atención integral frente a un embarazo no deseado.

Para ello, el gobierno estatal tendrá que prestar servicios de consejería médica y social sobre acceso universal a la salud sexual y salud reproductiva de calidad, que funcionen de manera permanente y gratuita.

En la iniciativa se establece que quienes practiquen la esterilización o anticoncepción sin la voluntad del paciente, serán sancionados.

También deberías leer: Por pandemia, baja 55% acceso de poblanas al aborto legal

También incluye que se fomente la maternidad y paternidad responsable, sobre todo en embarazos no planeados ni deseados.

Se establece, de igual forma, la distribución gratuita de condones y todos los métodos de planificación familiar a la población, en especial a los grupos de riesgo o situación de vulnerabilidad.

En cuanto a la interrupción legal del embarazo, se indica que el procedimiento debe ser de atención integral a la salud obstétrica humanizada, calificada y de calidad.

Además de informarles a las interesadas de otras opciones, como la adopción, programas sociales de apoyo y las consecuencias en su salud en caso de interrumpir su embarazo, temáticas que se abordaron en el Parlamento Abierto.

¿Cómo sería el proceso?

En la reforma se propone que una mujer que decida interrumpir su embarazo antes de las 12 semanas podrá hacer su solicitud y el procedimiento tendría que aplicarse cinco días después de ésta.

Esto sólo será distinto cuando el embarazo sea resultado de una violación sexual; en ese caso, la interrupción deberá hacerse de manera inmediata.

Aunque las mujeres tengan un servicio de salud público o privado, las instituciones de salud del gobierno estatal tendrán que atenderlas.

En la iniciativa se determina que el personal médico o de enfermería podrá ser objetor de conciencia y excusarse de intervenir en la interrupción legal, excepto cuando la vida de las mujeres corra riesgo o el embarazo sea producto de una violación; en esos casos, no podrá invocarse la objeción de conciencia.

También incluye que el gobierno estatal garantice en las instituciones públicas de salud que habrá disponibilidad de personal no objetor de conciencia.

Incluyen reformas a personas gestantes y mujeres embarazadas

En la otra iniciativa se incluyen términos como persona gestante y ya no sólo mujeres embarazadas, como aquellas que pueden acceder a la interrupción legal del embarazo.

En la reforma proponen la modificación de cinco artículos Código Penal de Puebla, como el 339, en donde se establece que el aborto es la interrupción del embarazo después de la décima segunda semana.

Entre noviembre y diciembre de 2020, dos colectivas feministas tomaron el Congreso de Puebla de manera pacífica para exigir que los diputados locales discutieran la despenalización del aborto.
Entre noviembre y diciembre de 2020, dos colectivas feministas tomaron el Congreso de Puebla de manera pacífica para exigir que los diputados locales discutieran la despenalización del aborto.

En el 340 se incrementan las sanciones de tres a seis años a cinco y ocho años a las personas que hicieren abortar a una mujer o persona gestante sin su consentimiento.

En este caso, sí se sanciona a la mujer o persona gestante que interrumpa su embarazo después de las 12 semanas de gestación con tres a seis meses de prisión o de 100 a 300 días de trabajo a favor de la comunidad.  La misma sanción aplica para las personas que la ayuden a abortar.

Te interesa leer: Colectivas respaldan toma del Congreso Puebla; exigen despenalización del aborto

En la iniciativa se agregan nuevas causales que excluyen las sanciones por aborto, como si además de correr peligro de muerte puede haber afectaciones graves de salud si se continúa con el embarazo.

Además, si un médico especialista determina que el producto presenta alteraciones genéticas o congénitas que pueden dar como resultado daños físicos o mentales, así como si es un embarazo resultado de una inseminación artificial no consentida.

Otro caso que excluye de una sanción penal es si el embarazo es de manera espontánea por la fisiopatología de la mujer o si obedece a causas económicas graves justificadas, situación en que el personal médico tendrá que explicarle a la mujer embarazada o persona gestante la información sobre los procedimientos, riesgos y efectos.

Colectivas confían en que aborto se despenalice en Puebla

Mientras las iniciativas ingresaban al Congreso de Puebla, un grupo de mujeres arribó a las puertas de la sede legislativa para exigir una vez más que se discuta el tema en el Pleno.

Cynthia Ramírez, integrante de REDefine Puebla, explicó que a partir del Parlamento Abierto que se llevó a cabo en el Legislativo se acordó discutir de nuevo la despenalización del aborto, luego de que las iniciativas presentadas con anterioridad permanecieron congeladas.

“Decidimos generar nuevas iniciativas junto a las legisladoras aliadas y a las colectivas que hemos estado avanzando en este tema. (…) Ahora esperamos seguir con el cabildeo y de incidencia política para llegar con los diputados y poderles decir por qué la importancia del aborto en Puebla y poder avanzar con la lucha de derechos sexuales y reproductivos en Puebla”, comentó a Manatí.

Confió que antes de terminar la legislatura el tema sea discutido, pues como organizaciones han llevado un mapeo político en el que consideraron que una vez pasadas las elecciones, en las últimas sesiones de la LX Legislatura las iniciativas puedan avanzar.

Artículos relacionados

Leave a Reply