Feministas levantan toma pacífica del Congreso tras acuerdo con diputados

 Feministas levantan toma pacífica del Congreso tras acuerdo con diputados

25 días después de la toma pacífica del Congreso, colectivas feministas desocuparán el inmueble en 48 horas, tras conseguir un acuerdo con los diputados.

MARIO GALEANA | @MarioGaleana_
PALOMA FERNÁNEZ | @PalomaPEN

25 días después del inicio de la toma pacífica del Congreso local, las colectivas feministas anunciaron que en un plazo de 48 horas desocuparán el inmueble tras conseguir un acuerdo con ocho de las nueve bancadas.

La única bancada que se abstuvo de firmar el acuerdo fue la del PAN, representada por la diputada Mónica Rodríguez Della Vecchia, quien se encuentra asociada con el Frente Nacional por la Familia, una organización de ultraderecha que se opone a la despenalización del aborto.

 A lo largo de estos 25 días, las manifestantes fueron víctimas de un incesante acoso policial, que consistió en un despliegue de mujeres al interior del recinto, pero también en el constante intento por fotografiarlas y obtener sus identidades. Fotografía: Daniel Chazari
A lo largo de estos 25 días, las manifestantes fueron víctimas de un incesante acoso policial, que consistió en un despliegue de mujeres al interior del recinto, pero también en el constante intento por fotografiarlas y obtener sus identidades. Fotografía: Daniel Chazari

El acuerdo signado entre las organizaciones feministas y la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) del Congreso local establece que la interrupción legal del embarazo se discutirá y votará en el pleno entre el 15 de enero y el 15 de abril del próximo año.

“Se establece el compromiso de que cada uno de los grupos y representaciones legislativas del Congreso sostendrán reuniones con los diversos colectivos firmantes (…) estas reuniones se harán del 14 al 18 de diciembre del año 2020”, señala el acuerdo que puede consultarse al final de esta nota.

.

Quizá te interese leer: La ultraderecha se agita contra la despenalización del aborto en Puebla

.

Al mediodía de este 18 de diciembre, las representantes de las colectivas anunciaron desde los balcones del salón legislativo que ocupan desde el 24 de noviembre que los legisladores también se comprometieron a no obstaculizar el debate sobre la despenalización del aborto en el estado.

“No vamos a parar de trabajar, hacemos un llamado a que la toma se entrega, pero el trabajo para nosotras continúa”, externaron.

El acuerdo también señala que el reconocimiento del derecho a la identidad de género —una propuesta conocida como la Ley Agnes— deberá legislarse a más tardar durante la primera quincena del próximo año.

Ocho de las nueve bancadas del Congreso local firmaron los acuerdos con las colectivas feministas; la única bancada que se abstuvo fue la del PAN, vinculada a grupos de ultraderecha. Fotografía: Daniel Chazari.
Ocho de las nueve bancadas del Congreso local firmaron los acuerdos con las colectivas feministas; la única bancada que se abstuvo fue la del PAN, vinculada a grupos de ultraderecha. Fotografía: Daniel Chazari.

Además de que se mantendrán los acuerdos y la discusión sobre la efectividad de las medidas para atender la Alerta de Violencia de Género contra la Mujer (AVGM), a través de una mesa interinstitucional que reúna a organizaciones civiles, académicas y representantes del gobierno estatal y municipal de Puebla, de la Fiscalía General del Estado (FGE) y del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

¿Cómo fueron estos 25 días de toma pacífica?

Los representantes de las bancadas también se comprometieron a no ejercer ningún tipo de persecución —sea mediática y judicial— en contra de las feministas que participaron durante la toma, después de que desocupen el inmueble.

A lo largo de estos 25 días, las manifestantes fueron víctimas de un incesante acoso policial, que consistió en un despliegue de mujeres al interior del recinto, pero también en el constante intento por fotografiarlas y obtener sus identidades.

Aunque se trató de una toma pacífica, fue constante el acecho de la Policía Estatal en torno a las colectivas que particiaron en la protesta.
Aunque se trató de una toma pacífica, fue constante el acecho de la Policía Estatal en torno a las colectivas que particiaron en la protesta.

Durante la conferencia que ofrecieron al mediodía de este viernes, las activistas también reprocharon que la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de Puebla se negó a ratificar algunas de las posibles violaciones a sus derechos bajo el argumento de que tenían que acudir a ratificar sus denuncias con el uso de sus nombres y sus identidades.

.

La búsqueda de la despenalización del aborto

Aun con la reticencia de los legisladores locales, la toma feminista del Congreso de Puebla que encabezaron un grupo de mujeres jóvenes consiguió centrar la discusión pública en el reconocimiento de los derechos de las mujeres y la posible despenalización del aborto.

El miércoles 16 de diciembre, reunieron a académicas, activistas y especialistas para discutir las razones por las cuales la interrupción del embarazo debe ser legal en el estado.

De entrada, Ofelia Bastida, representante del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), aseveró que es necesario legislar para que las mujeres dejen de morir a causa de abortos inseguros.

.

Quizá te interese leer: Más de una década de criminalización del aborto en Puebla

.

En 2015, precisó, el Observatorio de Muerte Materna colocó al aborto inseguro como la cuarta causa de muerte de madres en todo el país.

Sin embargo, el aborto en Puebla no se sanciona sólo en cuatro supuestos: aborto imprudencial o espontáneo, cuando la mujer corra peligro de muerte, si el producto presenta alteraciones genéticas graves o si el embarazo es resultado de una violación.

“El aborto es un derecho de las víctimas de violencia sexual, entonces se tienen que prestar los servicios. Es un derecho a la salud y se considera que es una violación grave de derechos humanos el que las instituciones de salud no permitan a las mujeres acceder a estos servicios”, sostuvo Bastida.

Pero, hablar de embarazos por violación es, también, y en muchas ocasiones, “sinónimo de embarazos no deseados en niñas y adolescentes”.

Así lo comentó la académica Blanca Cordero, del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP, quien detalló que Puebla ocupa el primer lugar a nivel nacional de embarazos infantiles.

Su proceso no termina ahí, pues posteriormente estas niñas y adolescentes son sometidas a diversas revictimizaciones, que, según la académica, les hacen incapaces de acceder a la justicia; o las criminalizan o las colocan en un riesgo mayor, ya que sus propios abusadores o agresores pueden ser sus próximos feminicidas.

“Los hombres matan a las mujeres para no hacerse responsables del embarazo”, advirtió.

Blanca Cordero, académica de la BUAP, señaló que Puebla ocupa el primer lugar a nivel nacional en embarazo infantil. Fotografía: Brenda Palacios
Blanca Cordero, académica de la BUAP, señaló que Puebla ocupa el primer lugar a nivel nacional en embarazo infantil. Fotografía: Brenda Palacios

Mientras tanto, Natalí Arias, directora del Centro de Análisis, Formación e Iniciativa Social A.C. (CAFIS), explicó que, desde un contexto prehispánico hasta las comunidades más tradicionales, el aborto ha sido una práctica ancestral que en un inicio se hacía por el propio sistema de jerarquización de las comunidades.

Cuando el clero y el Estado dieron cuenta del conocimiento y autoconciencia que estas prácticas ejercieron en las mujeres, fue cuando comenzó a apegarse a una lógica moralista, que sólo correspondía a las necesidades de unos cuantos.

.

Quizá te interese leer: Las mujeres a las que el Congreso de Puebla no pudo seguir ignorando

.

Cinayini Carrasco, directora del Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr), consideró que debe dejarse de lado el debate de si se está a favor o en contra del aborto, ya que más que generar una postura crítica para los espectadores, suele desinformarse y polarizar.

“Se aseguraron de que la maternidad, ese don o regalo del que tanto hablan los grupos conservadores, se volviera un castigo para aquellas que disfrutaran de su sexualidad”.

Estos grupos no sólo influyen en la postura social, sino también en la política. Carrasco expuso que en diversas ocasiones se ha retrasado la discusión del aborto en los congresos argumentando una supuesta postura neutral que se disfraza de indiferencia o renuencia de quienes legislan.

“Por eso ahora no debe extrañarles que mujeres jóvenes hayan tomado el Congreso exigiendo que se cumplan las promesas hechas en las campañas, durante las reuniones, y entre esas promesas estaba incluida la despenalización del aborto. Ahora deberían hacerse cargo de las consecuencias de sus propias decisiones”.

CHECA ESTO: Feministas realizan toma simbólica de la CDH Puebla

Acuerdo entre la JUGOCOPO y Colectivos Feministas by Manatí MX on Scribd

Artículos relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *