Santa María Zacatepec: el pueblo nahua que lucha por su agua contra Bonafont

Agua lucha bonafont

Santa María Zacatepec, una comunidad en el municipio de Juan C. Bonilla, Puebla, se encuentra en lucha contra Bonafont por la extracción masiva de agua que ha dejado a los pozos del pueblo vacíos.

GUADALUPE JUÁREZ | @LupJMendez

El pueblo de Santa María Zacatepec, en el municipio de Juan C. Bonilla, ha luchado en los últimos tres meses por cada litro de agua y por impedir que les arrebaten más, como lo han hecho las industrias a lo largo de 30 años, entre ellas Bonafont.

Así como está rodeado de volcanes, a los pies del Popocatépetl e Iztatzihual, el pueblo también ha sido sitiado por industrias que extraen agua de los mantos acuíferos de manera indiscriminada, tanto que han secado los pozos artesanales de la comunidad.

Y un socavón es la prueba —dice Juan Pérez, alcalde elegido por usos y costumbres de la comunidad— de que han sobreexplotado el manto acuífero; de que peligra su subsistencia y hasta la tierra sobre la que caminan.

Hace un par de años notaron que algo andaba mal. En un pozo artesanal que solía sacar agua hasta por una hora, sólo lo hacía por 10 minutos, y entonces, los pobladores comenzaron a padecer la escasez.

Quizá te interese leer: ¿Qué sabemos del socavón en Juan C. Bonilla?

Los habitantes de Santa María Zacatepec tuvieron que empezar a comprar pipas que costaban hasta 700 pesos, una cantidad muy difícil de conseguir para las familias que necesitaban el agua para el campo y uso doméstico, o para aquellas dedicadas a hacer ladrillos y tabiques.

 Entonces buscaron a expertos para sacar más agua de los pozos. La primera vez fue suficiente con excavar un metro más profundo, pero ahora tuvieron que hacerlo hasta dos o tres metros para encontrarla.

Fotografías de habitantes de Santa María Zacatepec en lucha contra bonafont.
Las protestas contra Bonafont, la empresa que extrae agua de los pozos del pueblo de Santa María Zacatepec, han reunido a distintas comunidades de la región. Fotografía de Jonathan Leal.

Preocupados por esta situación, comenzaron a organizarse como lo habían hecho para otros temas, como evitar el paso de una carretera por su pueblo o la descarga de aguas industriales de Huejotzingo al río Metlapanapa, e hicieron un paro frente a la embotelladora Arco Iris, dueña de la marca de Bonafont.

El día en que los pozos se quedaron secos

Fue un lunes. El calendario marcaba el 22 de marzo de 2021. Ese fue el día en que los pozos se quedaron secos. El pueblo se organizó ese mismo día y fueron bloquear las puertas de Bonafont.

Algunos extrabajadores habían calculado que por cada segundo extraían hasta un garrafón de 20 litros y los cálculos de la extracción fueron escalofriantes: sacaban hasta un millón de 641 mil litros al día.

La empresa sólo tiene autorizada la extracción de 14 mil 454 litros de agua a diario de los pozos del municipio de Juan C. Bonilla, de acuerdo con registros de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que fueron retomados por el Instituto de Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim).

Infografía sobre la lucha de habitantes de Santa María Zacatepec contra Bonafont.
Santa María Zacatepec, se encuentra en lucha contra Bonafont por la extracción masiva de agua que ha dejado a los pozos del pueblo vacíos. Fuente: Igavim

Tres días después de ese bloqueo a la empresa, el agua regresó a los pozos del pueblo.

“Cuando cerramos la empresa, el agua volvió, imagínate el daño que nos estaban haciendo, un geólogo y un hidrólogo nos habían advertido que iba a suceder lo del socavón, porque los mantos acuíferos se iban a secar y entonces la tierra se iba a hundir”, dice a Manatí Juan Pérez, el alcalde auxiliar de Santa María Zacatepec.

Los primeros días del plantón afuera de la embotelladora no dejaban sacar nada, los vehículos de los empleados quedaron en el estacionamiento, lo mismo que los camiones de reparto.

Quizá te interese leer: Agua subterránea pudo haber causado socavón en Puebla

Sólo varios días después permitieron a los sindicalizados ir por sus automóviles, con la condición de que siguiera bloqueada la entrada de la empresa.

El martes 18 de mayo las personas que tomaron las instalaciones denunciaron que las autoridades federales clausuraron la empresa por motivos fiscales y señalaron que era parte de una estrategia para debilitar a los pueblos unidos.

Además de Bonafont, hay otras empresas que saquean el agua, según Juan Pérez, como las proveedoras de las armadoras Volkswagen y Audi, Granjas Carroll y Mercatus.

Osvaldo Villegas Martínez, vocero de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala Movimiento Nacional en Puebla —una de las organizaciones que luchan por el agua en la región del Iztapopo—, también acusa que Bonafont, Driscoll y los productores con grandes hectáreas de tierra eran los responsables de la sobreexplotación del agua.

Te interesa: La falta de agua potable es más mortal que las balas para los niños en las zonas de conflicto

Villegas Martínez asegura que otra de las posibles causas de la sobreexplotación del acuífero, y al que atribuyen el origen del socavón en la comunidad, es el uso de tecnología como los cañones antigranizo y del yoduro de plata dispersado en avionetas por parte de empresas automotrices para evitar que llueva.

Según el vocero, estas prácticas evitan que el acuífero se recargue, y es una de las razones por las que buscan que se regulen desde el Congreso local.

“El problema es que inhiben la lluvia, debería de estar prohibida esa tecnología y nosotros propusimos al Congreso y al gobierno del estado una iniciativa para se prohíben, pero no la tomaron en cuenta”, afirma.

Una advertencia para salvar el agua

Desde 2016 la Conagua alertó que el acuífero de Valle de Puebla –que comprende Calpan, Cuautlancingo, Huejotzingo, San Andrés Cholula, San Pedro Cholula, Domingo Arenas, Juan C. Bonilla, San Martín Texmelucan y abarcaba de “forma parcial” Ocoyucan, Cuautinchán, Amozoc y Puebla— era sobreexplotado, y tarde o temprano tenían que evaluar si podían seguir vigentes los pozos autorizados.

En ese entonces, la Conagua indicó que de seguir al mismo ritmo de extracción de agua se iban a inutilizar los pozos, además de incrementar los costos de bombeo, así como la disminución y desaparición de manantiales e incluso el deterioro de la calidad del agua subterránea.

Las demandas contra bonafont por habitantes de santa maría zacatepec aparecieron en el muro del zócalo.
La lucha de los pueblos contra la explotación del agua por parte de Bonafont ha sido denunciada en el muro que bordea el Zócalo de Puebla por habitantes de Santa María Zacatepec. Fotografía: Daniel Chazari.

En ese entonces calculaban que la extracción de líquido era de 327.7 millones de metros cúbicos anuales, mientras que la recarga que recibe el acuífero apenas llegaba a los 360.7 millones de metros cúbicos anuales.

“Es necesario prevenir la sobreexplotación, proteger el acuífero de un desequilibrio hídrico y deterioro ambiental que pudiera llegar a afectar las actividades socioeconómicas que dependen del agua subterránea en esta región”, indicó en esa época la Conagua.

El socavón: un agujero en la tierra

Los pobladores de Santa María Zacatepec tienen planos de 1933 donde se indica que en el lugar donde se abrió la tierra el sábado 29 de mayo y con el paso de los días se comió una casa, había un ameyal (laguna) y al frente un jagüey.

Lo cuenta Juan Pérez, el alcalde auxiliar: “Nos comentan los habitantes que ellos oyeron ruidos, truenos y olor a azufre, que el primer día se hizo un orificio de 5 metros de diámetro —eso fue en la tarde noche de un sábado—, y ese socavón se incrementó, y pensábamos que si en dos o tres días creció 80 metros de diámetro, con los días se iba a hacer mucho más grande”, cuenta.

El socavón se encuentra en Santa María Zacatepec, lugar donde habitantes luchan contra bonafont
Santa María Zacatepec, lugar donde se encuentra el socavón, está en lucha contra Bonafont por la extracción masiva de agua que ha dejado a los pozos del pueblo vacíos. Fotografía de @photo_edsnic

La comunidad de Santa María Zacatepec ya delibera qué pasará cuando deje de crecer el socavón, el primer plan una vez que esté seguro es el de recuperar sus tierras, y defender esa falla geológica que nació.

Aunque ahora, además de la lucha contra las empresas por el agua, existe un nuevo temor: la posibilidad de que ese socavón que apareció de la noche a la mañana llegue a contaminar aún más el agua que utilizan a diario.

Esa sí sería una tragedia que no podrían frenar.

También te pueden interesar...

0 0 votos
Article Rating
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos lso comentarios
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x

¡Únete a la #ManadaManatí! Compártenos tu correo y pronto recibirás sorpresas. 

Newsletter